El rompehielos Almirante Irízar rindió homenaje en aguas del Atlántico sur a los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan que se hundió en noviembre de 2017, informó el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas.

Tras zarpar el jueves 20 de diciembre desde el Puerto de Buenos Aíres y luego de nueve días de navegación, el rompehielos realizó este sábado el homenaje antes de arribar a destino donde iniciará su actividad operativa en el marco de la Campaña Antártica de Verano 2018-2019.

El momento de mayor emoción se produjo cuando se ejecutó "el toque de silencio con trompa y tres pitadas largas con silbato marinero en memoria de los 44 tripulantes que se encuentran en patrulla eterna en nuestro mar", señaló un comunicado del Estado Mayor Conjunto.

La ceremonia, que contó con la formación completa a bordo del buque en las cubiertas exteriores, fue presidida por el general Justo Francisco Treviranus.

El rompehielos Almirante Irízar es el buque insignia que cumple con el abastecimiento de las 9 bases argentinas, entre permanentes y transitorias, y el apoyo logístico a las actividades científicas que desarrolla Argentina en la Antártida.