Vecinos de Fernando Bustince, que fue condenado por abusar sexualmente de sus tres hijos y golpear a su mujer, protagonizaron este lunes por la noche una protesta contra el odontólogo en la puerta del country donde vive, en Berazategui, y exigieron su expulsión del barrio.

Entre aplausos y bocinazos, amigos y gente allegada a la familia de las víctimas reclamaron que la Justicia haga efectiva la condena contra el oftalmólogo y lo meta preso.

"No queremos más a un tipo como este dentro del barrio con nuestros chicos. Se manejó con total impunidad. Esa distancia que tenía que tener con los hijos nunca se cumplió", dijo una de las vecinas que participaron de la manifestación en el acceso a Fincas de Iraola I.

"Hasta ahora habíamos respetado a la familia. Ahora los hijos quisieron hablar y contar lo que tenían dentro. Estamos acá apoyándolos", remarcó la mujer con una mezcla de bronca e indignación.

De esa manera, la vecina se refirió al descargo que hizo Santiago Bustince, uno de los hijos del médico abusador, en las redes sociales: "No solo no respeta la perimetral, vive en el barrio de al lado nuestro. Mis hermanos y yo nos lo cruzamos todos los días. Nos arruinó la vida, lo condenaron y lo tengo que ver todos los días. Cuando vamos al gimnasio, cuando caminamos por el barrio".

El 4 de noviembre de 2014, el Tribunal Oral N° 5 de Quilmes condenó a cinco años de prisión al oftalmólogo Fernando José Bustince por haber abusado sexualmente de al menos dos de sus hijos, uno de ellos mientras todavía era bebé. Ese mismo día, los jueces consideraron que no debía estar detenido hasta que la condena quede firme. Pasaron cuatro años del fallo. Bustince sigue libre.

"Es un vecino muy violento y tenemos miedo por nuestros hijos. Es una vergüenza que la Justicia haya cajoneado la causa", dijo otra de las vecinas en medio de una multitud de 400 personas, entre las que también había hombres, adolescentes y niños.

Actualmente, Bustince vive a pocas cuadras de la casa de sus hijos y trabaja en el mismo establecimiento que su ex mujer, la misma que tuvo que vivir en carne propia los abusos de sus hijos. Se lo cruza a Bustince todos los días y dice que no puede hacer nada porque el hombre presentó varios amparos.

Alertado por la movilización de los vecinos, Bustince le envió un comunicado al consorcio del country donde dice que el próximo mes se mudará. "El 2 de enero me mudo, quédense tranquilos". Lo que no explica es si se mudará de casa o de barrio.

"Con la finalidad de evitar cualquier contingencia que pudiera afectar o perjudicar a mi hijos y/o la tranquilidad del barrio hago saber que he decidido instalarme en una vivienda a prudente y suficiente distancia para neutralizar -incluso visualmente- toda posibilidad de involuntario cruce con cualquiera de ellos. Me mudaré durante el mes de enero", aseguró en la misiva. También remarcó que hasta que eso ocurra, tratará de no caminar dentro del barrio y precisó que se movilizará en auto para no cruzarse con ninguno de ellos.

Ahora, será la Corte Suprema de Justicia la encargada de analizar su caso. Hasta el momento, el hombre continúa libre y ejerciendo como oftalmólogo.

Seguí leyendo: