La ministra de Educación de Salta, Analía Berruezo, advirtió este martes que el caso del estudiante que fue discriminado Colegio Santa María de Salta por llevar una pulsera con los colores del colectivo LGBT y que derivó en la expulsión de un grupo de compañeros que lo respaldaron, "es muy grave" y que desde el gobierno salteño combatirán "todo tipo de discriminación".

"Desde el Ministerio vamos a intervenir dentro de la institución, a partir de la presentación que se realizó, a instancias también de la solicitud del gobernador (Juan Manuel Urtubey) que se comunicó y nos instruyó en llegar hasta las últimas consecuencias", precisó la funcionaria. Y agregó: "Vamos a ir con el máximo rigor de la ley". 

En diálogo con Plato Fuerte, el programa que conduce María Laura Santillán en radio Nacional, indicó que desde la cartera de Educación rechazan "todo hecho de discriminación y toda acción que vaya en contra de la libertad individual del alumno".

La abuela de unos de los alumnos expulsados se expresó a través de las redes sociales
La abuela de unos de los alumnos expulsados se expresó a través de las redes sociales

Berruezo explicó que "hay una situación de daño personal" y que "el trabajo que se está haciendo es para ir hasta el final" frente a la institución educativa. Además, sostuvo que en este tipo de situaciones "los jóvenes nos necesitan a los adultos fuertes para que los acompañemos".

"Tenemos que acompañar la necesidad de los jóvenes de estar tranquilos cuando manifiesten su identidad. Es importantísimo", sostuvo, al tiempo que destacó que en el colegio "se avanzó en contra de la privacidad de un alumno" y que se generó "una situación de daño personal".

"Me sorprende que el colegio desconozca la Constitución provincial y la ley. No se puede ir en contra de la ley de Educación", señaló durante la entrevista radial. Luego, detalló que a una institución de gestión privada se la puede sancionar "con apercibimiento, multa, suspensión de la matrícula y caducidad de inscripción de los alumnos".

La ministra también contó que los padres de los alumnos que fueron expulsados ya les adelantaron que no tienen intenciones de que sus hijos vuelvan al colegio. En ese sentido, dijo que el ministerio de Educación puso todo su equipo a disposición de la familia.

Seguí leyendo: