El grupo Actrices Argentinas en el escenario del Multiteatro (Julieta Ferrario)
El grupo Actrices Argentinas en el escenario del Multiteatro (Julieta Ferrario)

El camino de la lucha por la igualdad de derechos nos hace madurar. Cada paso que damos nos revela cuál es el próximo. Que lo personal es político es una idea que nos viene iluminando desde que nos unimos y organizamos como colectiva para contribuir con la campaña por la ley IVE. Mientras nos lanzábamos a la arena pública y revertíamos nuestro histórico lugar de objetos fetichizados de la cultura, fuimos aprendiendo a identificar con propiedad cómo en cada área de nuestras vidas y en particular en nuestro ámbito laboral, se verifica y reproduce un modelo naturalizado y solapado de violencia de género hacia las mujeres y otras diversidades sexuales.

Escuchar y compartir nuestras experiencias –vividas en soledad- de distintos grados de sometimiento y abuso, nos enseñó que el paso que se imponía como necesario era quebrar la impunidad y el silencio en los que esta situación se perpetúa, abrumadora.

Entendimos que teníamos la fuerza y la convicción para dar cobijo a las compañeras que lo requirieran, frente a un sistema legal que lejos de sancionar a los perpetradores y reparar la humillación y el dolor de las víctimas, las expone a mayores daños.

Acompañar estas denuncias hoy es salir de la impotencia. Porque queremos que esto cambie. Porque sabemos que los abusadores ejercen su perversión con libertad. Porque no pararemos hasta que los delitos de abuso sexual dejen de prescribir. Porque ya es tiempo de dar este paso, estamos decidiendo actuar. Como decimos en el comunicado que dimos a conocer, esto recién empieza.