(Patricio Murphy)
(Patricio Murphy)

Un grupo de enfermeros marcha a la Plaza de Mayo para reiterar su reclamo contra la ley aprobada por la Legislatura de la Ciudad que estableció que su tarea es de "personal técnico-administrativo", lo cual es rechazado por los trabajadores del sector que exigen ser reconocidos como "profesionales de la salud".

Esta es la segunda movilización que realizan en noviembre, con réplicas en distintas ciudades del país, en el marco de un reclamo que plantean desde hace años. La marcha anterior había sido al Congreso Nacional.

La marcha, que coincide con el Día del Enfermero, empezó a las diez de la mañana frente al Congreso Nacional y finalizó en la Plaza de Mayo.

(Patricio Murphy)
(Patricio Murphy)

La ley en cuestión, sancionada a principios de noviembre por 36 votos a favor y 19 en contra en la Legislatura porteña, modifica la normativa del sector pero sigue desconociendo a los licenciados en Enfermería, licenciados en Instrumentación Quirúrgica y los licenciados en Bio-imágenes como profesionales de la salud, y los considera personal técnico-administrativo.

La ley considera a "los profesionales de la salud que desarrollen servicios con carácter permanente, de planificación, ejecución, coordinación, fiscalización, investigación y docencia, control y gestión de planes, programas y acciones destinados a la promoción, prevención, recuperación y rehabilitación de la salud de la población".

Además, definió como profesionales de la salud no sólo a médicos u odontólogos sino también a especialistas en musicoterapia, antropólogos o especialistas en sistemas de información para la salud o en ciencias de la comunicación.

(Patricio Murphy)
(Patricio Murphy)

"La ley de carrera de profesionales de la salud, al no incluir a la licenciatura en enfermería, no nos permite concursar por mejores cargos y conlleva menores salarios para una actividad que ya percibe ingresos por debajo de la línea de pobreza", afirmó el licenciado en Enfermería Eduardo Arellano, docente universitario e integrante del Foro Popular de Salud, en diálogo con la agencia Télam.

En esa línea, el enfermero Julio Méndez, quien trabaja en el Hospital Municipal, especificó que la normativa porteña que modifica la ordenanza 41.455, de 1986, "divide a los trabajadores de la salud entre las áreas profesionales y técnicas. Al quedar la enfermería únicamente en el tramo técnico, acorta la currícula de la carrera y nivela para abajo aunque, en los hechos, tengamos las mismas obligaciones que antes de la ley".

Por su parte, la Federación Argentina de Cardiología (FAC) expresó "su más profunda preocupación" por la decisión de excluir al personal de enfermería como profesionales de la salud.

(Patricio Murphy)
(Patricio Murphy)

"Esperamos que las autoridades correspondientes reconsideren esa medida, que entendemos francamente errónea y que constituye una mella para el sistema de salud en general", señaló la entidad en un comunicado firmado por su presidente, Adrián D'Ovidio.

Entre los beneficios que tendrían los enfermeros en caso de ser reconocidos como profesionales de la salud se encuentran un aumento salarial (cerca de un 30%), jornada laboral más corta (de las actuales 30 horas semanales a 24) y licencias por estrés.

El reclamo cosechó además respaldo en otros sectores de la comunidad de la salud y también llamó a movilizar la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA), gremio que representa a 30 mil médicos, profesionales y trabajadores de la salud de 600 hospitales de todo el país.