El rabino doctor Fishel Fernando Szlajen es padre de cuatro hijos y es director del Departamento de Cultura de AMIA
El rabino doctor Fishel Fernando Szlajen es padre de cuatro hijos y es director del Departamento de Cultura de AMIA

La Mención de Honor "Senador Domingo Faustino Sarmiento" es el máximo reconocimiento de la Cámara alta a personas físicas y jurídicas de diferentes disciplinas. Por citar algunos casos, fueron galardonados con esta distinción la Facultad de Ciencias Económicas, Les Luthiers, Mercedes Sosa, Graciela Fernández Meijide, la Asociación Argentina de Volantes, Magdalena Ruiz Guiñazú, Norberto Fontanarrosa y Adolfo Pérez Esquivel. Fueron valoradas sus contribuciones culturales, artísticas, profesionales, académicas o deportivas, así como las obras destinadas a mejorar la calidad de vida de la comunidad y las instituciones.

El reconocimiento es en esencia una valoración pluridisciplinaria que hace de su espectro y bagaje su principal virtud. En ese contexto y mezclado en un grupo de notables aportantes a la idiosincrasia nacional, el doctor Fishel Fernando Szlajen será el primer rabino en recibir dicha distinción.

"No sólo me honra en un grado superlativo sino también, y en la misma escala, me impone una mayor responsabilidad para continuar profundizando mi trabajo académico, cultural y comunitario. En este sentido, considero esta distinción un punto de inflexión en mi carrera profesional, dado que estamos hablando de un reconocimiento de la propia República Argentina, representada por su máximo órgano legislativo, el Senado Nacional, llenando naturalmente de orgullo a la comunidad judía argentina, dado que es la primera vez que un rabino es distinguido con este máximo galardón, y por su aporte académico desde la particularidad del judaísmo a la sociedad en general", consideró.

El rabino recibirá el reconocimiento en virtud de su contribución académica a la sociedad argentina
El rabino recibirá el reconocimiento en virtud de su contribución académica a la sociedad argentina

El homenajeado es rabino y doctor en Filosofía, profesor en la Universidad de Buenos Aires y director del Departamento de Cultura de la AMIA. Su formación religiosa y científica se desarrolla en el área directiva comunitaria, en la investigación académica y en la provisión de su conocimiento en consultorías, foros y comisiones interdisciplinarias. El año pasado fue nombrado por el Papa Francisco como miembro ordinario de la renovada Pontificia Academia para la Vida (VAN) y se convirtió así en el primer religioso judío en integrar la prestigiosa entidad vaticana.

Szlajen es, a su vez, docente en filosofía judía en diversas universidades y otras instituciones educativas nacionales y extranjeras. "Dicho campo, el cual he desarrollado e innovado en la Argentina, se basa en el erudito y metodológico análisis del acervo cultural judío, ampliando el conocimiento e instrumentándolo técnicamente para encontrar alternativas resolutorias a las diversas problemáticas contemporáneas en diferentes ámbitos tales como ética, bioética, educación, medio ambiente, política, género y multiculturalismo. En este respecto, el foco siempre ha sido reajustar las posiciones radicalizadas y dicotómicas trascendiéndolas por medio de la cosmovisión judía, así como también contribuir con conceptos y visiones diferentes evitando los actuales procesos de homogeneización social y nulificación humana, aportando desde el judaísmo a la construcción de un ser humano con mayor dignidad, una sociedad con mayor justicia y por ende un mejor mundo para todos", explicó.

El martes 20 de noviembre a las 18 se celebrará el acto de premiación por la Mención de Honor “Senador Domingo Faustino Sarmiento” en el Salón Artura Illia del Congreso de la Nación

Sus infinitas publicaciones en libros, papers y artículos ofrecen reflexiones y perspectivas innovadoras desde la cosmovisión judía a la que hace referencia. "Ejemplo de ello -valora el rabino- es mi más reciente tratado sobre eutanasia y suicidio asistido, habiendo sido distinguido como la investigación más completa y analítica hasta el presente donde se plantea una solución para una muerte verdaderamente digna sin caer en el suicidio por parte del paciente ni el homicidio por parte del personal sanitario; así como también mi obra sobre filosofía judía y aborto, donde se establece rigurosa y metodológicamente su profunda problemática mostrando cómo el más antiguo corpus cultural viviente en nuestros días contribuye a tratar con esta cuestión vital. Respecto de este último tópico, por supuesto he participado activamente en los debates tanto en las comisiones de Diputados como en Senadores".

La mención es una iniciativa de las senadoras María Cristina Fiore Viñuales, de Salta, y María Belén Tapia, de Santa Cruz. "Les agradezco profundamente no sólo por mi nominación sino también por haberse tomado el tiempo de evaluar mi trayectoria tanto en el campo académico como en el comunitario. Ambas han demostrado un coraje cívico y moral en los últimos debates legislativos dignos de ser emulados, estando a la altura de las circunstancias, resistiendo estoicamente al corriente proceso de deshumanización, de cosificación y descarte, sobreponiéndose a la colonización ideológica y defendiendo los valores fundamentales, base de la civilización occidental".

Seguí leyendo: