Jorge Villarreal (Christian Heit)
Jorge Villarreal (Christian Heit)

(Desde Mar del Plata. Enviada especial). Los padres de Fernando Villarreal ya estaban acostados en su habitación del hotel Tierra del Fuego cuando escucharon gritos desde la recepción. Era el viernes a la madrugada y algo presintieron. Miraron en la tele. El ARA San Juan, a un año de haber perdido contacto, había sido localizado. Cuando bajaron al hall, un grupo de familiares ya estaba ahí hablando con el capitán Gabriel Atis, jefe de la Base Naval marplatense, que les daba la comunicación oficial. Esa fue la manera en que los familiares que estaban allí se enteraron de la noticia que más esperaban, la que les anunciaba dónde estaban los cuerpos de sus hijos.

"Sentí alivio y esperanza de haberlo podido encontrar y de poder seguir elaborando el duelo, porque hasta ahora estábamos en nada, solo sabíamos que él había partido, pero no teníamos ninguna información suya. Ahora sabemos que está ubicado", dijo Jorge Villarreal en diálogo con Infobae en los alrededores del hotel donde se hospeda. "Lo que me gustaría saber es en qué latitud y longitud está para poder decir que 'acá está mi hijo'", agregó emocionado.

Reflotar el submarino es una de las principales exigencias de los familiares de los 44 tripulantes del ARA San Juan. Sin embargo, los Villarreal creen que lo fundamental es que los hayan ubicado. "Pienso que se están apresurando. Todo lleva un tiempo. Es un momento reflexivo y no hay que dejarse llevar por las emociones", afirmó en relación a ese reclamo.

De hecho, Jorge considera que la sepultura de su hijo es el mar y, si bien todavía no ha sido evaluado que las familias se trasladen a la zona, no descarta que esa podría ser la forma de despedirse.

"Somos 44 y todos pensamos de diferentes maneras. Lo que queríamos era ubicarlos, que era una de las premisas de las familias: búsqueda, verdad y justicia. La búsqueda ya está, los hallaron y ahora vamos por la verdad. Pero esto recién empieza, esta es una etapa que lleva un proceso complejo que va a tomar mucho tiempo", sostuvo.

Fernando Villarreal
Fernando Villarreal

El hijo de Jorge y Rosa, Fernando Villarreal, era teniente de navío y jefe de operaciones del ARA San Juan. Tenía 38 años cuando el buque perdió comunicación con tierra en las profundidades del mar. Estaba casado con Lucía y tenía una hija, Martina, de cuatro años, que según su abuelo tiene un carácter fuerte y se acuerda muchísimo a su padre, pese a su edad. "Ella lo tiene siempre presente y nos reta, nos dice 'no, eso no se hace así, mi papá decía que se hace de otra manera'", recordó Jorge.

Fernando era el menor de la familia Villarreal, oriundos de Punta Alta, ciudad al sudoeste de la provincia bonaerense. Tenía una sola hermana, Lorena. Este mes hubiera sido su cumpleaños. "Él es brillante, solidario, altruista. Es un gran compañero y un gran profesional", aseguró hablando siempre en presente de su hijo.

Los Villarreal fueron de los más optimistas durante la larga vigilia que comenzó el 15 de noviembre del año pasado tras la desaparición del ARA San Juan. Hoy sienten que ya pueden llevar su duelo. "Solo quiero que esté geográficamente ubicado", insistió el papá. "Como una posición, como está Mar del Plata, como está Buenos Aires, decir acá está mi hijo con sus 43 compañeros".