Los árbitros del encuentro antes de suspender el partido el sábado (Nicolás Aboaf)
Los árbitros del encuentro antes de suspender el partido el sábado (Nicolás Aboaf)

Después de un sábado con lluvias y tormentas que generaron la suspensión de la primera superfinal, Boca y River pudieron jugar en la Bombonera un día después de la fecha en la que estaba programada. La Conmebol confirmó que el partido se disputaría recién a las 11 de la mañana este domingo, a pesar de la información del servicio meteorológico de que la lluvia podía impedir nuevamente que se disputara el encuentro.

Todos los pronosticadores que durante el sábado adelantaron el tiempo del domingo anunciaron lluvia para la mañana y la tarde de hoy. Advirtieron que iba a haber tormentas aisladas y momentos con lluvias intensas. Pero finalmente ningún pronóstico fue acertado. En La Boca no llovió. Tampoco hubo tormentas. Hasta en un momento del partido salió el sol.

Así estaba el campo de juego en la Bombonera en el mediodía del domingo (@Lajoya14)
Así estaba el campo de juego en la Bombonera en el mediodía del domingo (@Lajoya14)

La falla de los pronósticos también demoró la decisión de la Conmebol, ya que los dirigentes de la entidad internacional no quisieron apresurarse en la confirmación del encuentro. Preferían demorar la comunicación para la mañana del domingo porque temían que la lluvia vuelva a inundar el campo de juego y el árbitro tuviera que suspender el partido nuevamente.

A la 1 de la mañana del domingo dejó de llover en la Ciudad de Buenos Aires. Desde ese momento nunca más volvió a caer agua y la Bombonera presentó un campo de juego ideal. La lluvia que habían pronosticado nunca llegó y en el cierre de la tarde se asomó el sol.

No hubo lluvias durante todo el domingo como marcaba el pronóstico del tiempo EFE/Juan Ignacio Roncoroni
No hubo lluvias durante todo el domingo como marcaba el pronóstico del tiempo EFE/Juan Ignacio Roncoroni

Más allá de las idas y vueltas con el clima, el partido se pudo jugar con normalidad y los hinchas accedieron al Estadio sin inconvenientes. En el primer duelo Boca y River empataron 2 a 2. La revancha será el 24 de noviembre en el estadio Monumental.

Seguí leyendo