Un policía de Mendoza será sancionado por haberse sacado una selfie con un preso en el momento que era recapturado y que estaba bajo su custodia.

Brian Exequiel Díaz Crespin (23), preso en el penal de Boulogne Sur Mer en la ciudad de Mendoza, escapó el viernes último con tres pistolas nueve milímetros, 24 municiones y hasta un par de borceguíes, aprovechando que los guardias dormían y, según dijeron, recién notaron su ausencia en la requisa de la mañana, por lo que están siendo investigados.

El sábado por la mañana, sin embargo, Díaz Crespín fue recapturado a pocas horas de su escape, en medio de un tiroteo en la vía pública. Había cambiado el color de su pelo para no ser identificado fácilmente por la policía pero fue detenido cuando caminaba por el distrito de General Gutiérrez.

El efectivo que trasladaba al preso de vuelta al penal, donde cumple desde 2015 una condena de cinco años por el delito de robo agravado, se sacó una selfie sonriendo junto al recluso dentro del móvil policial y la imagen se viralizó rápidamente.

Según informó el director de la Inspección General de Seguridad (IGS), Marcelo Puertas, al diario Los Andes, el policía será sancionado. "Vamos a averiguar si el superior del efectivo de la Unidad Operativa de Maipú dispuso de alguna sanción, lo puede suspender hasta 20 días. Si esto no ha ocurrido, desde la IGS vamos a iniciar un sumario", indicó. "Es una falta evidente, de mediana gravedad, pero es una falta, y no podemos permitir este comportamiento dentro de la Fuerza".

Díaz Crespín, oriundo del barrio Corazón de Jesús, de Maipú, llevaba tres años y cuatro meses privado de la libertad pero su pedido de libertad condicional estaba muy avanzado. En su prontuario figuran causas por
encubrimiento, robo simple, daño agravado y robo agravado por el uso de arma de fuego, además de varios pedidos de paradero y citación en su contra.

SEGUÍ LEYENDO: