El barco que busca al submarino argentino
El barco que busca al submarino argentino

Desde el pasado viernes, el buque Seabed Constructor, el más sofisticado en materia de búsquedas submarinas, se encuentra operando en el atlántico sur con el fin de encontrar al submarino ARA San Juan. Sus operaciones son monitoreadas desde el mismo buque por los veedores militares y civiles designados a tal efecto.

Hasta el momento, en el rastrillaje del fondo marino efectuado con los 5 AUV (Vehículo submarino autónomo) han encontrado dos cascos hundidos presuntamente pertenecientes a pesqueros furtivos que son hundidos por su propia tripulación al ser descubiertos por las autoridades argentinas pescando ilegalmente. Además, fue localizado un objeto de unos 55 metros de largo, que si bien está siendo estudiado, no sería compatible con el submarino argentino.

La difusión del último hallazgo generó falsos rumores sobre la aparición del ARA San Juan. Todos fueron desmentidos por la Armada Argentina y por los propios familiares embarcados, que a diario remiten un parte de novedades que es distribuido entre todos los familiares que aguardan en tierra.

El submarino ARA San Juan (Reuters)
El submarino ARA San Juan (Reuters)

Para esta nueva etapa de búsqueda la Armada ha replanteado su mecanismo de comunicación. La página web  www.ara.mil.ar  presenta un acceso directo a la información relacionada con la búsqueda. Allí se detalla el avance diario de las tareas. La página se actualiza dos veces por día. La orden emanada tanto desde el Ministerio de Defensa como de parte del Jefe de la fuerza, el Vicealmirante Villán, es de absoluta transparencia e inmediatez en la difusión de las novedades. En ese sentido, se dispuso que los familiares siempre sean informados antes de publicar las novedades en la web.

Sin dejar de lado el drama que envuelve a las 44 familias de los militares desaparecidos, esta etapa en particular parece haber logrado la unidad de criterio entre todas las partes involucradas en la tragedia. Fueron muchos meses de enfrentamiento entre familiares, autoridades navales y el poder político por la falta de respuestas a los reclamos de una búsqueda eficiente y con medios adecuados.

"Nos integramos perfectamente al equipo de trabajo, vemos un gran profesionalismo y seriedad en cómo se están desarrollando las tareas y se nos da acceso total a absolutamente todo", aseguró Luis Tagliapietra, familiar de uno de los marinos que integraba la tripulación. Sus palabras resumen el sentimiento de los cuatro familiares de los tripulantes del ARA "San Juan", embarcados a bordo del "Seabed Constructor", el buque operado por la empresa Ocean Infinity que trabaja en la búsqueda del submarino argentino desaparecido hace casi 10 meses.

Los familiares de los marinos siguen la búsqueda a través de partes diarios (Christian Martinez)
Los familiares de los marinos siguen la búsqueda a través de partes diarios (Christian Martinez)

Diez meses de búsqueda

El próximo 15 de septiembre se cumplirán 10 meses del último contacto fehaciente del submarino San Juan con la base naval de Mar del Plata. Para mantener el reclamo vivo, una vez más los familiares se concentrarán en el Congreso Nacional para luego marchar a Plaza de Mayo. Sin embargo, la consigna "búsqueda y verdad" ha cambiado por "verdad y justicia", en un tácito reconocimiento por parte de las familias que la búsqueda se está realizando conforme a lo que reclamaron desde el primer momento.

Independientemente de las tareas que se llevan adelante en la actualidad, la jueza federal Marta Yañez sigue adelante con la instrucción del expediente judicial relacionado con las causas que determinaron la desaparición de la nave. En forma paralela también tiene a su cargo todo lo atinente a la búsqueda. Tal es así que cualquier hallazgo o intento de reflotamiento parcial (en caso de encontrar una parte de la embarcación) debe serle notificado y será ella quien disponga el curso de acción a seguir.

"Todo sigue su curso pero es evidente que de encontrarse el submarino, el estado de su casco, su posición geográfica y la filmación que los drones submarinos puedan efectuar, facilitará mucho la labor de los peritos navales que deberán desentrañar las razones del siniestro, y asimismo desvirtuar teorías tales como el eventual ataque exterior a la unidad militar", explicaron fuentes vinculadas a la causa.