Nuevas comisarías porteñas: menos edificios y más policías en la calle

Este lunes comienzan los cambios que sentarán las bases para la nueva organización de la Policía de la Ciudad

Este lunes 1º de julio comenzarán los movimientos internos, por ahora imperceptibles para los vecinos, del que será un cambio profundo en las comisarías de la Ciudad. El proyecto a 4 años (2018-2022) prevé modificaciones tanto en infraestructura como en funcionamiento de las dependencias. Desde el Ministerio de Seguridad porteño confirmaron a Infobae que, entre otras cosas, para el 2022 se habrán reducido los edificios de 54 a 43, lo que se traducirá en más policías en la calle.

Las 54 comisarías de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, distribuidas hasta ahora en 8 circunscripciones, serán suplantadas por 15 Comisarías Comunales. Dentro de sus límites -que pasarán a coincidir con los de las comunas- existirán 28 dependencias vecinales, que harán un total de 43 edificios destinados a la función policial.

Las comisarías que conocimos hasta el momento -construidas décadas atrás con un concepto de oficina administrativa, en las que más del 70% del personal policial trabajaba dentro del edificio, algo que pretende cambiar el nuevo modelo- pasarán a ser centros logísticos y de despliegue.

 

"Los que hubo hasta ahora no eran edificios pensados para la función policial", destacó el ministro de Seguridad de la Ciudad, Martín Ocampo, en un intercambio con Infobae en la previa a la implementación del nuevo organigrama, que terminará con el esquema de 54 comisarías que los porteños conocieron hasta el momento.

Fuentes del ministerio agregaron que la nueva estructura fue concebida y diseñada en el marco de los Principios Rectores de la Gestión Policial, establecidos en el Artículo 75 de la Ley N° 5688. Bajo las premisas de desconcentración, proximidad, prevención y proactividad y profundización de la investigación criminal.

En el marco del proyecto se construyeron además instalaciones diseñadas especialmente para el uso policial. Así, precisaron, las comisarías serán repotenciadas con más recursos y mayor soporte para cumplir sus funciones de manera más eficiente.

Comisarías Comunales

Para ser identificadas cada Comisaría Comunal pasará a responder al número de la comuna en la que se encuentra, en tanto las vecinales -de las que podría haber más de una por comuna- llevarán letras. 

Por ejemplo: la Comisaría Comunal ubicada en el barrio de Palermo será la número 14, número que corresponde a la comuna, mientras que las comisarías vecinales dentro de su radio serán identificadas como la 14A, 14B… y así sucesivamente.

Cada Comisaría Comunal contará  con capacidad para 15 detenidos, Servicios Descentralizados de la Superintendencia de Investigaciones para las gestiones judiciales y Policía Científica para peritajes.

También, contarán con Asistencia a las Víctimas de violencia Familiar y de Género, áreas que estarán conectadas con otros organismos oficiales como la Dirección General de la Mujer o el programa Proteger, dirigido a los adultos mayores en situaciones de violencia intrafamiliar. Así, se busca garantizar un mejor registro de los casos de violencia de género, violencia intrafamiliar y abusos con el fin de perfeccionar el sistema de estadísticas y sumar políticas públicas al respecto.

Crecerá en un 20% la cercanía entre el vecino y la comisaría

Además, habrá una Dirección Centralizada de Alcaidías: tener una alcaidía dentro de cada comisaría permitirá que en el futuro que se tomen declaraciones en la dependencia, agilizando el proceso de  por ejemplo los traslados. Para 2022 se espera que los fiscales puedan recibir denuncias directamente vía webcam a través de cabinas instaladas en las dependencias. En tanto, los trámites administrativos se harán en las Centros de Gestión y Participación (CGP) de cada Comuna.

Desde el ministerio destacaron que según un estudio la nueva distribución permite mayor presencia de policías en las calles y un 20% más de cercanía entre el vecino y la comisaría.

Estructura

La reestructuración tiene como meta central la especialización de funciones, a partir de lo cual todas las comisarías van a estar estructuradas en función de dos áreas principales:

Seguridad y Prevención (que tendrá a su cargo tareas de organización, planificación así como el contacto directo con el vecino)

Investigaciones (que tendrá a su cargo la recepción de denuncias, la administración y seguimiento de todas las gestiones judiciales)

Funcionamiento

Tendrán una mayor coordinación, ya que el trazado de las jurisdicciones se va a adaptar al trazado de las Comunas, esto permite un mejor abordaje a la prevención del delito puesto que cada geografía presenta un tipo y categoría diferente.

Infraestructura

Estarán equipadas con vestuarios y duchas nuevas, gimnasios, estacionamiento para patrulleros dentro de las dependencias y alcaidías, que tendrán un circuito de ingreso para detenidos, independiente de la entrada de vecinos y personal policial.

Especialización

(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

Se incorporarán Servicios Descentralizados de la Superintendencia de Investigaciones para las gestiones judiciales; Servicios Descentralizados de la Superintendencia de Policía Científica para peritajes; Servicios Descentralizados de la Superintendencia de Violencia Familiar y de Género para la asistencia a las víctimas; y el cuidado y el traslado de detenidos quedará a cargo de la Dirección Centralizada de Alcaidías, dejando liberado al personal de comisarías de esta labor.

El resto de las comisarías va a continuar operando normalmente, aunque tendrán en su interior personal de la Superintendencia de Investigaciones para la recepción de denuncias.

Nueva estructura de la Policía de la Ciudad

 

Además con el fin de aumentar la cantidad de Policías en la calle y lograr mayor transparencia y cercanía con los vecinos se transformó el organigrama de la Policía de la Ciudad que pasará a tener seis superintendencias.

SEGUÍ LEYENDO

Cuáles son los barrios más inseguros de la Ciudad según el Mapa del Delito del gobierno porteño

TE PUEDE INTERESAR