Pepe Cibrián: "Hoy fui al supermercado y me puse a llorar pensando en quienes ya no pueden ir"

El director teatral, autor, dramaturgo y actor analiza en infobae la difícil actualidad del país, y habla de los políticos a los que votó, los que mienten y los que le gustan. Y se emociona al revelar el amor que recibe mientras se recupera de la pelea que le dio al cáncer

Your browser doesn’t support HTML5 video

El director teatral, autor, dramaturgo y actor Pepe Cibrián Campoy asegura que desde lo personal está en "la mejor" etapa de su vida, pero aclara que está "profundamente" preocupado por el país.

Frente a Infobae analiza la actualidad política de la Argentina y habla de su vida personal, mientras se recupera de la pelea que le dio al cáncer. Muy crítico de la realidad argentina dice estar enojado y cansado de que le mientan y que no haya políticos que piensen en el país más allá de las elecciones

-¿En qué etapa cree que está de su vida?

-En la mejor, porque es el resultado de 70 años de haber hecho siempre lo que he querido. Primero porque tuve unos padres maravillosos que me acompañaron en mis fantasías, en mi vocación, en poder hacer sin tener que hacer otras cosas, como muchos. Y luego porque he podido hacer lo que he querido, donde podía hacerlo. Yo lo hacía feliz en sótanos, donde no había nadie, con olor a pis de gato, en la calle, en el subte, era feliz. Me refiero al teatro, a cantar, al arte. Hay muchos lugares donde hacerlo, por lo tanto en este momento de mi vida, con ese aprendizaje… y agradecido al cáncer, ¿raro, no?

-¿Por qué agradecido al cáncer?

-Primero porque la he peleado y segundo porque he tenido el privilegio de poder seguir vivo. Desde la actitud me siento bárbaro, con las angustias que tenemos todos, existenciales, profundas. Cuando me vino el cáncer no dije: ¿por qué a mí? sino me pregunté ¿para qué a mi?

-¿Le ayudó la terapia para hacerse esa pregunta?

-Sí, hace 52 años que hago terapia. Así como hace muchos años que hacés gimnasia, qué se yo. Te cuidás el cuerpo, cuidás tu cabeza, no es solamente resolver el resultado si mamá o papá, tu sexualidad, o lo que fuere. Me ayuda a pensar y por eso lo hago. A veces no sé de qué hablar y hablo de fútbol, es un decir porque no entiendo nada de fútbol. Pero hablo de la vida, de cosas aparentemente intrascendentes. Mis terapeutas han sido, además de mis padres, mis grandes maestros.

-¿Fue cambiando de terapeutas en todo este tiempo?

-Pocos. En toda mi vida habré tenido seis, pero han sido mis grandes maestros. Se ubicarme, creo, en el rol de discípulo, porque si voy es porque sabe más que yo de eso. Si yo voy a vos, vos sos periodista, sabés más que yo de periodismo. Tengo que escuchar, si te respeto, y en ese lugar me convierto en discípulo. Y el discípulo debe ser humilde, no hay un buen maestro si un buen discípulo. He sido un buen discípulo de mis terapeutas, los disfruté mucho y los disfruto.

-¿Qué cosas le preocupan hoy?

-Profundamente el país. Hoy fui a un supermercado, uno que no es de los más baratos en Pilar. A todos los que voy controlo precios, pero todos están vacíos, y me puse a llorar profundamente pensando en los que no podían ir ni al sup ni al chino. Dije: ¡Qué horror, está vacío todo esto! ¿Qué nos está pasando? ¿Es responsable la empresa? Que tiene responsabilidad, por supuesto… Y me preocupó mucho siempre mi país, pero ahora que estoy más cercano a irme de él, por los años, qué se yo, en el mientras tanto desearía lo que no creo que vaya a pasar…

-¿Qué desearía?

-Un país más culto, un país que vuelva a eso, un país que haga un trabajo profundo. Porque vos sos madre y cuando mandás a tus hijos al colegio, o los educás, vos estás pensando para cuando tus hijos tengan 80. Y nosotros somos un país "eleccionista", están pensando en el 2019, luego en el 21, luego en el 49, luego en el 56… En nuestro país no han habido aquellos que hayan pensado en un país para dentro de 200 años. Y eso hace que el país no tenga cloacas, pero de todo tipo, no solamente cloacas físicas.

Your browser doesn’t support HTML5 video

-¿Y no hubo ningún líder o político argentino, algún presidente, algún gobierno alguna gestión que le haya gustado?

-Sí, (Raúl) Alfonsín y lo bajaron, también por problemas económicos. (Arturo) Illia me parecía un hombre fantástico pero las farmacéuticas lo bajaron. (Arturo) Frondizi.

-¿Y más actuales?

-Voté a Cristina (Kirchner) porque pensé que era una estadista. Es una mujer brillante, inteligente, yo no soy kirchnerista pero la voté porque lo sentí. Lo voté a (Carlos) Menem, lo voté a (Mauricio) Macri. Nadie votó ya a Menem, nadie votó a nadie. Yo lo voté, creí en ese momento, egoístamente, porque la economía estaba brillante para mí y yo sentí que tenía ganas de que siguiera estando. Vos dirás "qué horror, qué egoísta", pero es la verdad. Lo voté porque muchas veces votamos los pueblos por la economía. (Bill) Clinton ganó por la economía, el otro lo pierde por la economía, más allá de lo social porque la economía sirve para lo social.

-Votó a Macri, lo dijo en varias oportunidades y lo está diciendo ahora, y después recuerdo que tuvo muchísima repercusión cuando escribió en Facebook un descargo que se titulaba "Estoy harto".

-Estoy harto, estoy harto de que me mientan, que ahora me digan que tengo que usar lámparas de led, si es así yo le pregunto ¿quién compra lámparas de led? Si, hay que usar Jaguar, pero si no hay con qué comprar la lámpara. Hacen propuestas… ahora por ejemplo la calle Corrientes que han abierto todo, fenómeno ¿y qué va a pasar? Por la calle Corrientes no va a poder caminar nadie, porque eso no sirve para nada. Porque yo voy con mi tía que tiene 88 años, tengo que parar en taxi -porque no tengo por qué ir en auto porque puedo no tener auto-, entonces para el taxi y se para todo el tránsito de dos carriles, mi tía tiene que caminar hasta la boletería conmigo… con lo cual no entiendo para qué lo han hecho.

-¿Está un poco enojado con la Ciudad?

-Todo esto del macrocentro, muy bien, si se hacen antes estacionamientos subterráneos para que haya donde dejar los autos, pero no hay nada. Entonces vos vas a llegar ahí con tu tía enferma y vas a tener que pagar una multa para poder ir al sanatorio que está dentro de eso. No puede decir Dietrich, como creo que dijo, en relación a un tren a Pilar que hubo un lavado de dinero y luego se paralizó, que él no quería poner un tren a Pilar porque no hacía trenes para ricos. Esto es lo que yo escuché y yo le preguntaría: ¿por qué supone usted que las personas que vivimos en Pilar somos ricos? Hay cientos de miles de personas viviendo en Pilar ¿todos son ricos?

-¿Está enojado en general?

-Entonces siento que estoy enojado.
Soy ciudadano, tengo derecho a opinar y estoy harto, porque me rompo el alma como vos y muchísima gente que mantenemos a muchísima gente que no se rompe el alma. Porque somos muchos menos los millones que hacemos que los que no hacen. No entiendo por qué hay estas dietas, no entiendo por qué no bajan los sueldos los diputados y se los suben, no sé por qué ganan lo que ganan. No sé por qué no pagan impuestos, no sé por qué nada, no entiendo. ¿Cuánto gana un diputado, 400 mil pesos? ¿Cuánto es la dieta? Fortunas. Lilita Carrió, a quien respeto, creo que dijo que no le alcanza, pero en qué empresa te pagan 400 mil pesos de viáticos? Pero los pagás vos, los pago yo, no es que lo paga Shell.

-A usted que lo atraviesa toda esta situación, que le duele, que lo cansa ¿Alguna vez le picó el bichito de hacer política?

-No, yo hago política de hablar porque soy un ciudadano. Soy un hombre político pero no soy político. Admiro profundamente a Fabiana Ríos, que fue dos veces gobernadora de Tierra del Fuego, se fue sin tener un auto, profundamente la admiro. A mí me encanta (Maria Eugenia) Vidal.

-¿Qué le gusta de Vidal?

-Me parece que es frontal, que tiene un aire diferente, que es una mujer que tiene ovarios bien puestos, que pelea. Siento que me demuestra eso en una provincia como Buenos Aires donde todos pensaron que era la novia de Popeye y que se está enfrentando a los narcos, los sindicatos. Me parece que es una mujer con autoridad y que es clara.

Your browser doesn’t support HTML5 video

-Después de que el presidente pidió no seguir las locuras de Cristina en el senado ella lo acusó de machirulo ¿Cómo vio ese cruce?

-No me parece hábil. Creo que no es gentil decir "las locuras de Cristina", no me parece hábil, no me parece inteligente, no hay necesidad. Es enfrentarnos todo el tiempo con la agresión, estamos muy agresivos todos, es una grieta existencial la Argentina. Desde los Federales y los Unitarios, desde los rojos y los azules, gorilas y no gorilas, vivimos en grieta, pero el ser humano vive en grieta. Tanto el Gobierno como toda la sociedad política, lo cual estoy pidiendo una utopía, deberían bajar los decibeles porque no nos aporta nada. Y si el presidente lo dijo creo que se equivocó.

-Usted fue muy militante en su momento por el matrimonio igualitario y también ahora por el aborto, ¿se van ampliando algunos derechos lentamente?

-Sí, totalmente. Lo importante es que esas chicas no se mueran. Primero yo no estoy a favor del aborto, nadie está a favor del aborto, yo quisiera que no hubiera abortos. Pero lo que quiero es que la gente pueda decidir sobre sus decisiones, valga la redundancia.

-Está haciendo radio ahora ¿Está haciendo periodismo ahora?

-No, nada que ver. Es un delirio de El Mundo, "El Mundo de Pepe Cibrian". Agradezco mucho a Martín el dueño de la radio y Elián Fernández que fue quien me presentó, no se me hubiese ocurrido. Me divierto mucho, hago primero una suerte de editorial y digo como acá lo que me da la gana. Lo que pasa es que como no le debo nada a un diputado, ni a un senador, ni metí la mano en la lata de nada, podemos decir lo que nos da la gana. No ofendiendo, eso trato. Luego hago entrevistas que a mí me gustan. Hago entrevistas federales, jugamos y hacemos radioteatros muy divertidos.

-¿Anda por la calle? ¿Cómo se mueve por la ciudad?

-En general no ando mucho por la calle pero cuando ando te puedo asegurar que me conmuevo permanentemente porque recibo mucho afecto. Cuando fue el momento más difícil por el cáncer la gente me decía "rezo por usted". Y yo no soy un hombre de esa Fe, pero tenía Fe en la Fe del otro. Creo que soy un ser bien querido, habrá gente a la que no le caeré bien, pero en general me siento bien querido.

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

Mas Noticias