(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

Como parte de su plan de lucha, que comenzó la semana pasada, el gremio Agtsyp de los trabajadores del subte y premetro paraliza este lunes la Línea C hasta las 7.30, y la empresa Metrovías reiteró que hizo la denuncia ante las autoridades laborales para que se declare la ilegalidad de la medida de fuerza.

Los trabajadores del subte y premetro iniciaron la semana última una serie de medidas fuerza en todas las líneas del servicio en rechazo al acuerdo paritario firmado por la Unión Tranviarios Automotor (UTA) en representación de la actividad.

Las protestas comenzaron el lunes pasado, de 7 a 9, con la apertura matinal de los molinetes en la Estación San Pedrito de la línea A, y continuaron el martes con una huelga entre las 5 y las 7.30 en esa misma línea.

Los metrodelegados siguieron el miércoles con otra apertura de molinetes en la Estación Juan Manuel de Rosas de la línea B, de 7 a 9, y el jueves con un paro en ese ramal de 5.30 a 7.30.

El conflicto se originó cuando la UTA firmó un acuerdo para la actividad del subte y el Premetro, que dispone un aumento del 15,02% en tres cuotas, a aplicarse un 5,7% entre marzo y julio, otro 5,7% desde agosto a noviembre y un 3,8% entre diciembre de este año y marzo de 2018.

(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

El convenio, que se aplica desde febrero, incluyó la cláusula de revisión para septiembre próximo y el pago de otro 3,5% en mayo por la cláusula gatillo de 2017.

Por su parte, Metrovías reiteró en un comunicado que ya "hemos realizado la denuncia correspondiente ante las autoridades laborales, a través de la cual solicitamos su inmediata intervención para que se declare la ilegalidad de dicha medida y se califique al subterráneo como un servicio de carácter esencial". La empresa recordó que "la negociación salarial se ha desarrollado en el ámbito de la Subsecretaría de Trabajo porteña, en la cual se alcanzó un acuerdo por paritarias que fue rubricado por las partes intervinientes".

Finalmente, Metrovías aclaró que intentará "realizar un diagrama de emergencia que se pondrá en práctica de verificarse las condiciones de seguridad", al tiempo que lamentó que la decisión del gremio afecte "a más de 29 mil usuarios que utilizan la Línea C en esa franja horaria".

SEGUÍ LEYENDO