Tres policías de la provincia de Neuquén serán exonerados de la fuerza por decisión del ministerio de Seguridad, luego de que se comprobara la brutal paliza que le propinaron a un joven a quien acusaron erróneamente de haber robado.

Facundo Agüero agoniza desde hace más de un mes. El 8 de marzo pasado, el joven de 22 años recibió una feroz golpiza de parte de policías de la ciudad de Neuquén, que sospecharon que Facundo había robado un perfume. Lo persiguieron creyendo que se trataba de un delincuente. Facundo se asustó y corrió, sin entender lo que pasaba. En la billetera, tenía el ticket de compra de la fragancia que había adquirido minutos antes.

La Policía de la provincia negó los hechos desde el primer momento. Y adujo que el calamitoso estado de salud que llevó a la internación de Agüero se debía a que había caído desde un paredón de cuatro metros de altura.

Sin embargo, diez dias después del hecho el diario La Mañana de Neuquén accedió a las cámaras de seguridad del edificio donde el joven fue brutalmente golpeado, ubicado en Periodistas neuquinos al 100. En las imágenes se puede ver una encarnizada paliza contra Agüero, a quien se lo ve saltar desde un techo al estacionamiento del inmueble, intentando escapar de los efectivos.

En el interior del hall, Facundo es tomado a golpes de puño por uno de los uniformados. Y una vez que logra reducirlo se suma otro policía, que lo patea en el suelo y le hace gestos amenazantes.

A los pocos minutos se suman otros dos agentes. Lo mantienen reducido y lo siguen pateando. Agüero quedó inconciente y sufrió un paro cardíaco.

Luego se observa la llegada de un equipo médico del Sistema Integrado de Emergencias de Neuquén (SIEN), que llegan para asistir al detenido y advierten que no tenía signos vitales. Tras realizar sobre el joven maniobras de resucitación, lo trasladan al hospital Castro Rendón, donde se encuentra internado hasta hoy.

Ahora, desde el gobierno provincial confirmaron que los policías implicados en el ataque a Agüero serán desplazados: "Pedimos la exoneración. Esta no es la Policía que queremos, por lo que no podemos tolerar a esta gente y dar un mensaje erróneo a la comunidad. Hay que ser claros respecto de lo que queremos, por eso se pidió a la Jefatura que acelere la expulsión", señalaron al diario LM Neuquén.

Ya la semana pasada, el ministro de Seguridad Mariano Gaido, había dado indicios de la intención de remover a los agentes. "Estos hombres no representan los valores de la Policía neuquina, que nos debe cuidar" y que "por eso se tomó la decisión inmediata de pasarlos a disponibilidad a los tres".

Ahora resta que la fiscalía les formule los cargos que pesarán sobre los acusados que aparecen en el video, el oficial ayudante Lucas Medina, el cabo Pablo Escudero y el agente Romualdo Vázquez Mardonez.

Para Adelina Rivas, hay más implicados en el ataque a su hijo, a quien describió como "un hombre tranquilo y respetuoso, no un ladrón".

Seguí leyendo