Un error de un piloto podría haber causado un choque entre dos aviones en el aeropuerto de Ezeiza luego de que el hombre a cargo de la aeronave de de la aerolínea GOL malinterpretara las indicaciones de la torre de control.

De acuerdo a un video publicado por la cuenta de Twitter @AvionesenEzeiza, el incidente se registró cuando el piloto de una aeronave Cessna 208 Caravan, identificada con la matrícula CX-MAX, estaba haciendo la aproximación de aterrizaje en la pista 35 de la terminal internacional.

En ese momento, el piloto argentino divisó en la cabecera de la pista donde debía aterrizar a un Boeing 737 matrícula PR-GUY de la compañía GOL, por lo que desde la torre de control le ordenaron hacer una maniobra de escape, es decir, abortar el aterrizaje y volver a empezar el proceso de aproximación.

En el video del incidente se puede escuchar el diálogo de la persona de la torre de control con ambos pilotos. En primera instancia, el piloto del Cessna 208 Caravan le dice a la torre, alarmado, que "hay un avión en la pista" e inmediatamente empieza la maniobra de escape.

A continuación, la mujer a cargo de las comunicaciones reprime al piloto del Boeing porque, asegura, "no fue autorizado para ingresar a la pista" 35, donde debía aterrizar el Cessna 208 Caravan, a lo que el piloto del Boeing responde, incrédulo, que "fuimos autorizados a realizar el backtrack a pista 35".

"Negativo, la instrucción fue que se mantuviera fuera de la pista 35", retruca la controladora aérea, y a continuación el piloto de la aerolínea brasileña dice "ok, lo lamento. Entendí que había sido autorizado a ingresar a la pista 35, no que teníamos que esperar". "Esa no fue la instrucción, mantenga la posición ahora", ordenó la controladora, instrucción que fue acatada por el piloto del Boeing.

Inmediatamente después, la torre de control se comunica con el Cessna 208 Caravan y le consultan al piloto si puede reiniciar el proceso de aproximación: "Me confirma si está en condiciones de iniciar aproximación visual por el oeste". "Afirmativo", responde el piloto de la aeronave argentina, "puedo iniciar aproximación visual por el oeste", ante lo que la controladora concluye: "recibido, notifique en inicial".

En definitiva, por segundos, un malentendido entre la controladora aérea y un piloto no se convirtió en un choque entre dos aviones.