(NA)
(NA)

El Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) informó durante las primeras horas del jueves que en la Ciudad y el Gran Buenos Aires hay más de 42 mil usuarios están sin luz. Los problemas con el suministro persisten desde el miércoles por la tarde.

Según informó el ENRE, a las 5 hay 21.506 usuarios de Edesur sin suministro eléctrico, y las zonas más afectadas son la localidad de Burzaco, en el partido de Almirante Brown; Temperley, en Lomas de Zamora, Berazategui Oeste, en Berazategui; y Quilmes Oeste, en Quilmes.

Por su parte, Edenor registra 21.175 usuarios sin luz, y las zonas más afectadas eran Isidro Casanova, en La Matanza; Los Polvorines, en Malvinas Argentinas; González Catán, en La Matanza, William Morris, en Hurlingham; y La Reja, en Moreno.

La lluvia traerá bajas temperaturas

DyN
DyN

Una intensa lluvia y algo de granizo cayó este miércoles sobre la Ciudad de Buenos Aires, lo que anegó algunas calles y sirvió para quebrar casi dos meses sin precipitaciones y anticipar la llegada de las bajas temperaturas, típicas del otoño, informaron fuentes del Servicio Meteorológico Nacional.

Se prevé que comience a soplar viento del sur, lo que traerá un descenso de la temperatura que se mantendrá durante los próximos días.

"Desde diciembre a la fecha fue una situación atípica ya que normalmente, sumadas esos tres meses, caen unos 300 milímetros en la Ciudad, pero lo que llevamos hasta ahora son 150 milímetros, la mitad de lo que debería llover normalmente", destacó la pronosticadora Cindy Fernández.

Indicó que a partir de esta lluvia "vendrán temperaturas más otoñales, la marcas va a quedar planchada y no superará los 30 grados, mientras que se prevé para el sábado que vuelva a llover en la cíudad".

Fernández detalló que la última precipitación fuerte en la Ciudad "fue a principios de enero, cuando cayeron 22 milímetros", y aseguró que esta falta de lluvias en la Ciudad se da en concordancia con lo que sucede en toda la provincia de Buenos Aires.

"Excepto La Plata, toda el área metropolitana padeció en diciembre enero y febrero lluvias por debajo de lo normal. Ahora hubo un cambio en la atmósfera que permite el paso de frente fríos que son los que dan lugar a la tormentas", explicó.

Fernández destacó que "cambió la masa de aire, que a partir de ahora será mas fría" y destacó que estos cambios "ya se empezaron a dar desde el domingo pasado, cuando el mal tiempo afectó el oeste y el norte del conurbano".