"En el caso de probarse que hubo mala praxis, el juez podía aplicar una pena de prisión de entre uno y cinco años". El que así habla es el abogado Eduardo Gerome, patrocinante de la doctora Nélida Puente, la profesional anestesióloga que participó de la endoscopía de Débora Pérez Volpin.

"Todavía no resulta claro lo ocurrido", agregó el letrado, confirmando que el 16 próximo se conocerán los estudios histopatológicos que echarán luz sobre el tema. "Sin embargo, en un caso de mala praxis, la pena puede aplicarse a los médicos con una inhabilitación de hasta 10 años. La sanción económica a ellos y al sanatorio", explicó.

Débora Pérez Volpin tenía 50 años
Débora Pérez Volpin tenía 50 años

Gerome insistió en la hipótesis de que está totalmente descartado que la práctica anestesiológica haya tenido que ver con el deceso de la periodista y legisladora: "Eso está totalmente descartado", afirmó, para agregar que "los estudios previos a la endoscopía no mostraron riesgo cardiológico".

FInalmente, el profesional manifestó desconocer si la intervención que culminó con la tragedia está filmada: "No lo sé. Seguro se cuenta con las imágenes de la cámara del endoscopio que podrían contribuir a conocer lo ocurrido", concluyó.

LA ENTREVISTA COMPLETA: