La meditación Vipassana es la técnica por la cual Gautama el buda alcanzó la iluminación. Es una de las técnicas de meditación más antiguas de la India. Luego de haber estado ausente como práctica, fue redescubierta por Buda Gautama hace más de 2.600 años. Vipassana significa ver las cosas tal y como son en realidad.

Indicaciones para ponerla en práctica:

Se comienza observando la respiración para concentrar la mente. Luego, se procede a observar la naturaleza cambiante del cuerpo y de la mente y se experimentan las verdades universales de la impermanencia, el sufrimiento y la ausencia de ego.

Nos sentamos en una postura cómoda para estar relajados tanto física como mentalmente. Es importante que la espalda esté erguida para que el aire pueda fluir naturalmente hacia adentro cuando inhalamos y hacia fuera cuando exhalamos.

Es aconsejable mantener los ojos cerrados y las manos se pueden colocar de cualquier manera.

Ya relajados, intentemos estar conscientes de lo que ocurre en el momento presente y enfocamos nuestra mente en la entrada de las fosas nasales. Colocamos nuestra mente en ese lugar por donde está fluyendo el aire hacia dentro y luego, cuando el aire sale, cuando exhalamos, también observamos la salida del aire.

Se dice que la mente es como un portero que está a la entrada de un edificio observando a la gente que entra y sale. De la misma manera la mente en esta práctica debería estar focalizada en la entrada de las fosas nasales, en la parte superior del labio, donde puede observar el flujo de la respiración, la entrada, la inhalación, y la salida, la exhalación del aire.

Si colocamos nuestra mente en el abdomen vamos a observar que cuando inhalamos el abdomen se expande y cuando exhalamos el abdomen se contrae.

Esta meditación es una de las técnicas más practicadas en el mundo ya que es simple y los resultados documentados científicamente, son increíbles.

LEA MÁS: