Fernanda Herrera, conocida como la “Abogada Hot”
Fernanda Herrera, conocida como la “Abogada Hot”

Fernanda Herrera, más conocida como la "abogada hot", quedó en el centro de la polémica, luego de que durante un procedimiento municipal, se descubriera que figuraba como titular de un domicilio donde había una parrilla y una pensión clandestina.

A partir de un plan revelamiento realizado por la Subsecretaría de Fiscalización y Control de la Municipalidad de Tres de Febrero, se detectaron establecimientos clandestinos en funcionamiento en la localidad de Ciudadela.

En la pensión había inmigrantes africanos alojados
En la pensión había inmigrantes africanos alojados

Uno de los casos fue el de una parrilla ubicada en Maipú 3685, que funcionaba sin habilitación, medidas de seguridad contra incendios, medidas de higiene básicas, y además, en conexión con una pensión, también clandestina.

La pensión tampoco contaba con habilitación municipal, no cumplía con ninguna norma municipal de prevención de incendios y se encontraba en condiciones precarias de habitabilidad. Allí se detectaron inmigrantes africanos hospedándose.

Herrera figura como titular del domicilio donde se encuentran la pensión y la parrilla
Herrera figura como titular del domicilio donde se encuentran la pensión y la parrilla

El ingreso a la pensión era a través de la calle O´Higgins, pero respondía al mismo titular: Fernanda Herrera, públicamente conocida como la "Abogada Hot" (a partir de su participación en el programa televisivo Showmatch), y ex representante legal del ex secretario de Obra Pública José López, acusado de enriquecimiento ilícito y descubierto mientras intentaba ocultar más de nueve millones de dólares en un convento de General Rodríguez.

Fernanda Herrera afirmó ser familiar de Daniel Herrera, presunto titular de la pensión y la parrilla, quién fue diputado provincial por el MODIN de Aldo Rico y tuvo vínculos políticos con Eduardo Duhalde y Luis Patti.

Ambos lugares fueron clausurados
Ambos lugares fueron clausurados

Hace unos años, las autoridades le descubrieron un local con fachada de unidad básica, pero en el que en realidad funcionaba una clínica clandestina en la que se hacían abortos de forma ilegal. En el juicio por ese delito, Daniel Herrera recibió una condena de prisión efectiva.

La inspección y clausura del establecimiento fue el 2 de noviembre de 2017. Al día siguiente, el equipo de inspectores de la Municipalidad encabezó una nueva inspección de control integrada también por inspectores de la Dirección de Migraciones para corroborar la legalidad de los inmigrantes allí alojados. En los próximos días se realizarán controles de cumplimiento de la clausura hasta tanto su titular subsane las faltas que se efectuaron.