Horacio Barrera sorprendió a los moderadores, a otros disertantes y al público en general de la Audiencia Pública cuando sugirió faenar perros en situación de calle en algún frigorífico local para "exportar y comercializar su carne en países donde este tipo de consumo es algo normal".

Además, sostuvo que también "se podría aprovechar" la piel de estos animales porque, según él sabía, en Santa Fe surgió una iniciativa similar "donde tienen pensado producir, en principio, mil toneladas de carne de perro".

El asombro de los presentes aumentó cuando sugirió que incluso el municipio "podría obtener importantes recursos económicos extra" considerando que hay miles de perros que deambulan por las calles de esa ciudad.

Más tarde, en declaraciones a medios locales, dijo que "la superpoblación canina en la capital provincial es alarmante y preocupante y por algo hubo que instrumentarse una audiencia pública para escuchar planteos para resolver el problema".

"Yo no vine por el aplauso fácil porque sé que planteo una medida resistida, pero rea", sostuvo y volvió a citar la iniciativa que hubo en Santa Fe, asegurando que un frigorífico de esa provincia "ya firmó un acuerdo con empresarios chinos".

Para rematar sus polémicos dichos, indicó que "la carne de perro tiene un valor promedio internacional de 5 dólares el kilo. Entonces vemos un montón de dólares caminando por la calle y mordiendo gente, cuando la podríamos aprovechar comercialmente".

Fuente: El Patagónico