"Hoy, en mi barrio hay chicos de 17 años que venden droga", aseguró un chico. "En el mío les ofrecen que vendan droga a los más chiquitos y a los más grandes, ellos después les dan plata", dijo otro. "En la esquina de mi casa venden droga y hay una banda. En la otra cuadra hay otra y, como se tienen bronca, entonces se agarran a tiros y siempre hay un muerto", relató un tercero. Estos y muchos testimonios más están registrados en un video filmado y producido por alumnos de sexto grado de una escuela de la zona sur de Rosario para contar el flagelo que viven día a día por culpa del narcotráfico y que otros chicos tomen conciencia y "aprendan a decir no".

Con el nombre En mi barrio, la droga mata de diferentes formas, el trabajo fue presentado en el último de los foros para la prevención de adicciones que se realizan en el Concejo Municipal de la ciudad. De la actividad ya participaron 900 alumnos y 40 docentes de 14 escuelas primarias de Rosario.

El video presenta imágenes de algunos barrios populares de la ciudad, de esquinas con chicos mientras venden droga, de peleas entre bandas y de distintos tipos de violencia. Todas las situaciones están narradas por voces de niños.

"En los contextos más vulnerables, los chicos desde pequeños conviven con estas problemáticas, saben de chicos que consumen, que trabajan de 'soldaditos', saben dónde se compra y dónde se vende", dijo al diario La Capital la concejal Carola Nin (Encuentro por Rosario), autora de la iniciativa que promueve la creación de mensajes preventivos del consumo de sustancias psicoactivas.

El programa consiste en la realización de talleres en escuelas de diferentes barrios y encuentros de alumnos de distintos colegios en el recinto de sesiones del Concejo. "La idea es trabajar con los docentes para que los chicos puedan elaborar un mensaje para traer al Concejo, porque nos interesa escucharlos", señaló Nin, quien agregó que "muchas veces, así como resulta dolorosa la realidad que cuentan, también es esperanzador ver el compromiso de los docentes y los chicos y las ganas de cambiar esa historia".

El eje del trabajo, destacó la dirigente, "es mostrarles a los alumnos que tienen un arma poderosa frente al flagelo del narcotráfico, que es la posibilidad de decir que no". En ese sentido, la concejal explicó que "es fundamental trabajar en forma temprana" e importante involucrar a docentes y alumnos de sexto grado, "ya que las estadísticas señalan que el inicio en el consumo se da a edades cada vez más tempranas".