La comunidad judía celebra mañana Yom Kipur

Mañana al anochecer comienza el festejo por el Día del Perdón

La comunidad judía celebrará mañana el inicio del Yom Kipur o Día del Perdón, uno de los días más sagrados y solemnes del calendario judío, y una fecha que pone fin a los diez días de reflexión que comenzaron con Rosh Hashaná, el año nuevo judío, el pasado 20 de septiembre.

Todo aquel que celebre Yom Kipur, que comienza con la aparición de la primera estrella del viernes y termina en el anochecer del sábado, no debe realizar ningún trabajo, y la jornada se dedica a la meditación, al arrepentimiento y a pedir perdón por las faltas cometidas.

En esta fecha, los amigos y las familias se encuentran e intercambian el mensaje "jatimá tová" (que significa buena firma, en hebreo), y se desean los unos a los otros que, en el Día de la Expiación, cuando se celebra el Juicio Divino, dios los inscriba en el libro de la vida durante el próximo año.

De acuerdo a la tradición judía, después de que Moisés recibiera la Torá y regresara con el texto para presentarlo ante su pueblo, vio que adoraban al becerro de oro y, en su enfado, rompió las tablas de la ley divina. Más tarde, volvió a pedirle perdón a dios, que se lo otorgó al cabo de 40 días, y desde entonces, esa fecha marca el comienzo de Yom Kipur, también conocido como el "sábado de sábados".

En esa jornada, la más sagrada para el judaísmo, Israel se paraliza por completo: se cierran el espacio aéreo y las fronteras, se suspende toda la programación de radios y canales de TV; no hay transporte público ni privado, los autos no pueden transitar por las calles, y se suspende todo el comercio.

El Muro de los Lamentos se llena de ruegos de perdón

En Jerusalén Este, El Muro de los Lamentos se llenó estas últimas noches de miles de judíos que rezan las "slijot" ("perdones") en los días que median entre el fin de año judío, que fue la semana pasada, y el Yom Kipur, que empieza mañana y termina el sábado.

En la plaza frente a El Muro de los Lamentos se escucha el llanto de un hombre que reza frente a un micrófono envuelto en el "talit" (un manto de rezo), y sus lamentos son amplificados por parlantes colocados en diferentes lugares del recinto.

La plaza está repleta de chicos y chicas con remeras y colgantes con la estrella de David, escuchando el "shofar", un instrumento hecho con el cuerno de un carnero o antílope que se sopla en las fechas sagradas. Al sonido profundo del cuerno se unen los lamentos y rezos que llenan la noche en Jerusalén.

El rezo de las "slijot" consiste en un compendio de oraciones y cánticos que quienes profesan la religión judía llevan siglos entonando en los días previos a la fecha más sagrada de esta religión, el Yom Kipur o Día del Perdón.

Esta tradición cada año va tomando una forma más pública y llenando la vieja ciudadela amurallada de fieles pidiendo perdón por sus pecados. En este sentido, surgió una nueva tendencia que incentiva la celebración colectiva: se organizan paseos nocturnos por Jerusalén los días de "slijot", que concentran en la ciudad a miles de judíos provenientes del resto del país en las empedradas calles, observan cómo otros rezan dentro de las sinagogas y terminan a medianoche en el Muro de los Lamentos con un acto masivo.

LEA MÁS

Año nuevo judío: "¿En qué consiste Rosh Hashaná"?

La comunidad judía empieza a celebrar Rosh Hashaná

TE PUEDE INTERESAR