Ocurrió el miércoles a la noche, pero se conoció en las últimas horas. El equipo de la Brigada de Explosivos de la Policía de la Ciudad desactivó una bomba de fabricación casera que había sido dejada en las escalinatas de ingreso a los pabellones de Ciudad Universitaria, en el barrio de Belgrano.

El explosivo, según le explicaron a Infobae fuentes de la Policía de la Ciudad, si bien era de un armado precario podría haber causado serios daños de haber explotado.

En base a las mismas fuentes pudo saberse que se trató de una bomba de las comunmente denominadas "caza bobos" y que estallan al ser manipuladas.

El artefacto se encontraba oculto en el interior de una caja de cartón que estaba en el ingreso al complejo y de la que se desconocía la procedencia.

Al ser advertido el objeto le dio aviso un agente de la Policía de la Ciudad que prestaba servicio en el lugar, quien actuó de acuerdo al protocolo y solicitó la presencia de la Brigada de Explosivos.

Participaron efectivos de la jurisdicción de la Comisaria 51 de la Policía de la Ciudad y se iniciaron actuaciones por "averiguación de intimidación pública".

LEA MÁS