Detuvieron al hijastro de Wagner como coautor del crimen de Micaela García

Se trata de un joven de 21 años. Para los investigadores habría participado del crimen de la chica

La investigación por el crimen de Micaela García, la joven asesinada en Gualeguay, abre nuevas puertas camino a la verdad. Ahora, el hijastro de Sebastián Wagner, el hombre que confesó haber violado y asesinado a la chica, fue detenido acusado de ser el coautor del hecho.

Gabriel Ignacio Otero tiene 21 años y es hijo de la pareja de Wagner (30). Por orden del fiscal Ignacio Telenta fue apresado y será indagado como coautor del crimen. Para los investigadores, Otero participó del asesinato de Micaela (21). Se basó, entre otras evidencias, en el testimonio de una mujer que, en una rueda de reconocimiento, lo identificó como la persona que estaba junto a Wagner cuando desapareció la joven.

Además, Néstor Pavón (35), dueño del lavadero en el que trabajaba Wagner y también detenido (aunque se declaró inocente), había mencionado en su declaración la participación de una tercera persona "muy allegada" al autor del asesinato.

Luego de ser detenido, Wagner confesó ante la Justicia haber violado y asesinado a la joven e incluso les dijo a los padres de la víctima que estaba arrepentido y les pidió disculpas por lo que había hecho. El imputado había sido condenado a nueve años de prisión tiempo atrás por dos violaciones, y al momento del crimen de Micaela estaba en libertad condicional, concedida por el juez de Ejecución Penal de Entre Ríos, Carlos Rossi.

Sebastián Wagner (Ministerio de Seguridad)
Sebastián Wagner (Ministerio de Seguridad)

Micaela fue hallada asesinada el 8 de abril en un descampado en Gualeguay, tras haber estado desaparecida durante una semana. Por el hecho fue apresado Wagner, quien dijo que el ataque contra la joven lo cometió junto con su empleador, Pavón (35), quien estaba detenido por encubrimiento y luego quedó acusado de la coautoría del crimen.

En su descargo, Pavón negó haber participado del hecho y sólo admitió haber compartido con Wagner una cena esa noche en un bar de la zona.
La hipótesis del fiscal Telenta es que, "por la mecánica del hecho", en el episodio participaron "al menos dos personas", especialmente por la contextura física de Micaela, que era gimnasta y robusta y quien posiblemente se haya resistido, ya que Wagner fue encontrado con rasguños.

LEA MÁS:

Micaela García, una luchadora incansable contra la violencia de género