Siempre que viaja un pariente, uno aprovecha y pide. Días antes de volver al país, Alan Ezequiel Dzikoski recibió un pedido vía mensaje privado de Instagram de una de sus primas: un par de zapatillas Nike Air femeninas, con estampado de leopardo. Alan había pasado la última semana en Miami, dorándose en una reposera blanca en Miami Beach. Se hospedó luego de visitar Disney en el exclusivo hotel Fontainebleau sobre Collins Avenue, que concentra las tiendas y restaurantes de lujo de la ciudad, con sus brazos cargados de tatuajes y short a tono.

Regresó hoy a las 7 de la mañana en el vuelo 907 de American Airlines con nuevas adquisiciones: gorra Adidas y un bolso de mano con estampado Louis Vuitton. Su familia lo aguardaba en el McDonald's del sector de arribos. Pero, por ahora, Alan, con domicilio en Fuerte Apache, no tendrá chance de darle las Nike Air Max a su prima, si es que las compró.

Dzikoski, al ser arrestado hoy.
Dzikoski, al ser arrestado hoy.

Poco antes de que llegara a la cola de Migraciones, Dzikoski fue interceptado por efectivos de la PSA y de la DDI de Quilmes de la Policía Bonaerense, que lo habían investigado durante al menos dos meses. Quedó detenido, acusado de ser parte de la violenta "Banda del FAL", que cayó ayer en el marco de una causa investigada por la UFI N°2 de Florencio Varela a cargo de la fiscal Mariana Dongiovanni. La acusación contra el joven: ser el chofer de fuga de la brutal muerte del empresario Aldo Venturini, dueño de una cadena de distribución de cigarrillos y golosinas, acribillado durante un asalto el 30 de enero pasado en Florencio Varela.

Venturini llevaba seis millones de pesos en un furgón Renault Master junto a dos custodios. Entre cuatro y seis hombres bajaron de una Ford Ranger para acribillarlo con ametralladoras, robar los millones y luego huir. Las armas pesadas eran parte del estilo delictivo de la banda, que tenía la costumbre de asaltar bancos, rompiendo vidrios blindex con mazas para llevarse los sacos de efectivo. Su líder, Maximiliano Rodrigo Peñaflor, alias "Pachu", fue detenido en la redada de ayer con dos fusiles FAL y un R15 guardados en un estuche de guitarra, nueve cargadores FAL y 300 balas, y handies de frecuencia policial.

El joven en la terminal de Ezeiza.
El joven en la terminal de Ezeiza.

Peñaflor, con 40 años, es un reincidente serial: sus antecedentes penales en la Provincia comienzan en 1995 en la jurisdicción de San Isidro, un caso de robo, lesiones y abuso de armas. Fue acusado de homicidio en 1997. Tuvo otras  cuatro causas por secuestro entre 2004 y 2014; la última llevó a su captura en la zona de Lomas de Zamora. El contraste de Dzikoski con su jefe -al cual respondía directamente en el organigrama de la banda- es total: esta es la primera vez que el joven de Ciudadela cae preso. Su ficha policial no muestra ningún antecedente.

Sin embargo, a pesar del contraste, la fiscal Dongiovanni llegó a un dato sorprendente. Los millones ensangrentados producto de la muerte de Venturini no fueron repartidos de acuerdo a la jerarquía de capos y subalternos, sino por partes iguales entre todos los participantes del golpe. Así, Dzikoski, según fuentes claves en la investigación, se habría llevado casi un millón de pesos.

Parte del arsenal de la banda a la que pertenecía Dzikoski.
Parte del arsenal de la banda a la que pertenecía Dzikoski.

De vuelta al operativo en Ezeiza de esta mañana, la fiscal y la DDI de Quilmes ubicaron al joven en Miami gracias a escuchas telefónicas a allegados de la banda, con más de 15 líneas intervenidas; las conversaciones hasta señalaron el vuelo exacto de regreso que llegó esta mañana. Dos testigos de identidad reservada que declararon en la causa lo señalaron no solo como el conductor en el asalto a Venturini, sino también como partícipe en otros asaltos de la "Banda del FAL", con quienes habría trabajado durante al menos seis meses. Por lo pronto, Dzikoski está imputado en el expediente que investiga la muerte del empresario.

Alan, según fuentes policiales, habría jugado en las inferiores de San Lorenzo, pero luego abandonó años atrás, aunque voces en el club dicen desconocerlo. Con el tiempo, se asoció a una remisería con su familia, ubicada en Ciudadela. Allí fue donde comenzó a vincularse con la banda de "Pachu" Peñaflor, según la investigación. "Los integrantes de la banda se movían por zonas aledañas, principalmente Ciudadela y Claypole. Dzikoski reportaba directamente a Peñaflor", asegura un investigador.

El joven será indagado en la UFI N°2 por la muerte en ocasión de robo de Venturini en el curso de esta tarde. Su abogado particular era aceptado en el expediente al cierre de esta nota.

“Pachu” Peñaflor al ser arrestado ayer.
“Pachu” Peñaflor al ser arrestado ayer.