Ante el silencio de Barrick Gold, el gobierno sanjuanino brindó la primera explicación oficial del nuevo derrame

Informó que se trató del “desacolpe de cañerías”. La empresa recién a las 24 horas del incidente emitió un comunicado

(Reuters)
(Reuters)

El Ministerio de Minería de San Juan confirmó en un comunicado el nuevo derrame producido en la mina Veladero de Barrick Gold, en San Juan. La empresa se pronunció, recién, 24 horas después del incidente.

Según esa versión oficial, Barrick Gold comunicó a las 22.30 de ayer que entre las 17.15 y las 17.30 se produjo el "desacolpe de cañerías ubicadas sobre un canal de contención que transportan solución rica (conduce oro y plata)".

"Este desacople ocasionó arrastre y acumulación de material (ripio) contactado con solución rica que se depositó sobre un camino horizontal compactado", advirtió la nota. Y aclaró que, de acuerdo a lo comunicado por la empresa, "al detectarse dicha situación se iniciaron trabajos para reparar la cañería y reingresar el material desde el dique de contención al valle de lixiviación".

Infobae se comunicó con Barrick Gold para conocer su versión de primera mano, pero la minera mantuvo un gran hermetismo. El detalle no es casual: hace unos días el nuevo CEO de Barrick Gold en Argentina, el sanjuanino Jorge Palmés, aseguró que el último accidente en septiembre de 2016 fue "un derrame comunicacional", porque en la compañía de capitales canadienses están convencidos que el incidente fue menor y que el problema fue la supuesta transparencia con la que se manejó la empresa, lo que contrasta con el sistemático ocultamiento de derrames, incluido el más grande de la historia minera del país, que ocurrió entre el 12 y 13 de septiembre de 2015.

Recién a las 17 horas se conoció el comunicado de Barrick. Había pasado un día desde el incidente. "El 28 de marzo el sistema de monitoreo instalado en la mina Veladero permitió detectar una rotura en una cañería que transportaba solución de oro y plata dentro de la zona del Valle de Lixiviación", indicó en un escueto comunicado.

"Barrick desea remarcar que toda la solución y el material de proceso fue contenido dentro del área de operación. Hechos de esta naturaleza, propios  e la operación, no generan daño a la salud, a las personas ni al medioambiente. Este fue el caso en esta situación particular", cerró la empresa.

Ninguna de las explicaciones que dio hasta ahora Barrick Gold de los derrames que reconoció conformó a los ambientalistas. Y es probable que esta no sea la excepción. Hasta ahora llamó la atención que la empresa se demoró cinco horas en comunicar el incidente, que se habría solucionado en apenas 15 minutos, que el gobierno dijo que fueron varias cañerías y que Barrick habló de una sola, y que "la solución rica se depositó sobre un camino horizontal compactado". 

Todavía se desconoce la información más importante: cuál es la composición exacta de la solución derramada, cuál fue el volumen, si tuvo contacto con la tierra, si llegó a los ríos o a las napas, y varios etcéteras más. Ni siquiera se sabe por qué se produjo el desacolpe, si por falta de mantenimiento o el golpe de una máquina. En efecto, esas son las dos hipótesis que circulan entre los trabajadores de la empresa.

Por lo pronto, el gobierno de San Juan organizó un equipo de inspección de la Secretaría de Gestión Ambiental y Control Minero que esta mañana subió a la mina. "Una vez reunidos los elementos por parte de la Autoridad Ambiental Minera, se procederá a brindar un pormenorizado detalle de cada una de las circunstancias que originaron el hecho, sus consecuencias y las medidas a adoptar", aclaró.

TE PUEDE INTERESAR