La familia de María Cash, expectante por los mensajes de ayuda: "No parece ser la letra de ella"

Máximo, el hermano de la joven desaparecida en 2011, le aseguró a Infobae que la aparición de los pedidos de auxilio en el sur de la Argentina representan una alerta, pero se deben asumir con paciencia y tranquilidad. La lucha de una familia que lleva años detrás de una investigación en punto muerto

María Cash fue vista por última vez el 8 de julio de 2011
María Cash fue vista por última vez el 8 de julio de 2011

Un nuevo mensaje. Una nueva alerta en medio de la desolación y sentimientos encontrados. La esperanza choca contra el sentimiento de hartazgo, contra la desilusión. Entre el lunes y el martes aparecieron dos mensajes en unas estaciones de servicio de las localidades Garayalde, en Chubut, y Cañadón Seco, en Santa Cruz, en los que se pedía auxilio y estaban firmados por María Cash, desaparecida el 8 de julio de 2011 en el norte de la Argentina.

Sin embargo, la propia familia de la joven recibió la noticia con mesura. Si bien ese tipo de sucesos siempre encienden la luz de la ilusión, la enorme cantidad de pistas falsas recibidas en los últimos cinco años y las dificultades y falencias de la investigación del caso les permitieron construir una coraza protectora.

"Ayuda. Soy María Cash. Me llevan a un pueblo de Las Heras en un auto blanco Sandero (y otorga un número de patente). Avisen. Auxilio", rezaba el texto de uno de los baños, que incluso tenía fecha y hora: "16/1/17, 13:00".

"Vimos el mensaje. Para nosotros puede llegar a tener semejanza con la letra de ella, pero la verdad es que no parece ser la letra de ella", le dijo Máximo Cash, hermano de María, a Infobae.

"Apenas recibimos la noticia, la derivamos a Gendarmería, que es la que va a investigar el tema. Nosotros ya no sabemos qué pensar. Puede ser real, puede ser una broma. Incluso puede ser una chica que está siendo secuestrada y que puso el nombre de María para que tuviera difusión su mensaje. Puede ser cualquier cosa", agregó.

La familia de María Cash ya sufrió demasiado desde que la joven desapareció. A las eternas incógnitas y falta de respuestas se le sumó, como si fuera poco, la muerte del padre de la familia, Federico, quien falleció en un accidente de tránsito en La Pampa durante su búsqueda, en 2014.

Asimismo, desde julio de 2011 hasta la actualidad, los familiares recibieron innumerables mensajes falsos, cartas, avisos o alarmas que condujeron a un sentimiento de escepticismo constante al respecto.

"Con esto se dispara una alerta, por supuesto. Reaparece la esperanza de que se pueda llegar a algo, pero como tuvimos tantas cosas parecidas y siempre fueron negativas, uno tampoco se ilusiona", afirmó Máximo Cash.

El hermano de María confirmó que ningún integrante de la familia viajará a Chubut ni a Santa Cruz y que la Gendarmería será la encargada de llevar a cabo todos los análisis pertinentes. "Incluso ya le entregamos un escrito de María a la Gendarmería para que pueda analizar los dos tipos de letra", añadió Máximo.

Reclamos por la inacción y la necesidad de una agencia de investigación

La búsqueda de María Cash se encuentra desde hace varios meses en un punto muerto. La causa todavía es llevada por el Juzgado Federal Nº 2 de Salta, que es la provincia donde se la vio a María por última vez.

Sin embargo, los responsables de la investigación no lograron avances en la causa en todo el último año, lo que generó decepción y aún más tristeza en la familia.

"La realidad es que estamos a la deriva. Cuando nos llega algo, lo tenemos que derivar al Juzgado de Salta y cada medida lleva un mes para poder ser realizada. Con estas condiciones, resulta muy difícil conseguir algún tipo de avance", le afirmó a Infobae Martín Etchegoyen Lynch, el abogado que acompañó a la familia durante los últimos cinco años.

Tanto Máximo Cash como el resto de la familia pelean desde hace más de dos años por la creación de una Agencia Federal de Búsqueda de Personas, que pueda hacerse cargo de casos como el de María, centralizar toda la información y agilizar las medidas a tomar.

María Cash había estudiado diseño de indumentaria
María Cash había estudiado diseño de indumentaria

"Nos contactamos con el gobierno anterior y no nos hicieron caso. Con este Gobierno ya llevamos un año reclamando su creación y hasta el momento tampoco hubo respuesta. Desde que se recuperó la democracia hubo más de 3.000 personas desaparecidas y no se creó ningún organismo especial. No hay nadie que salga a investigar cuando desaparece gente. Entonces, nosotros dependemos de la buena voluntad de algún vecino que pueda aportar algo, es desesperante", disparó Etchegoyen Lynch.

El letrado confirmó que en su momento se propuso que la Agencia funcione simplemente como una secretaría dentro del Ministerio de Seguridad, pero ni siquiera se les abrió esa puerta.

El único punto a favor que recibió la familia Cash en el último año sucedió en diciembre de 2016, cuando el Ministerio de Justicia logró que tanto la madre como el hermano de María puedan disponer de un abogado querellante en la causa. Así, tanto la madre como el hermano de María estarán acompañados por los estudios Fontán Balestra y Asociados y Casal, Romero Victorica & Vigliero Abogados.

Así, la familia Cash intentará aferrarse al pequeño hilo de ilusión que supuso la aparición de los dos nuevos mensajes. Todo en medio de la desolación, de una búsqueda desesperada y solitaria y una ausencia absoluta de respuestas.

LEA MÁS:

La madre de María Cash pidió que el FBI investigue el caso

TE PUEDE INTERESAR