Nicola Corradi recibió ya decenas de acusaciones por abusos tanto en Italia como en la provincia de Mendoza
Nicola Corradi recibió ya decenas de acusaciones por abusos tanto en Italia como en la provincia de Mendoza

Nicola Corradi, el sacerdote italiano de 82 años que recibió decenas de acusaciones por abuso sexual infantil en el Instituto Provolo para niños sordos en la provincia de Mendoza, sumó una nueva denuncia. Esta vez se trata de un supuesto delito cometido por el cura durante su paso por la ciudad de La Plata.

Un ex alumno del propio Instituto de la capital de la provincia de Buenos Aires presentó una denuncia en la fiscalía especializada en Trata de Personas y Pedofilia de la ciudad contra el llamado "padre Nicolás", quien se desempeñó en la entidad platense durante las década del 80 y del 90.

La víctima, de 42 años y de quien sólo se revelaron sus iniciales D.S., presentó la denuncia mediante una teleconferencia con intérpretes de lenguaje de señas mediante con el fiscal Fernando Cartasegna.

"La víctima recordaba todo lo acontecido al detalle. Confirmó los abusos que investiga esta fiscalía", advirtió el fiscal.

Los hechos que denunció ocurrieron hace 28 años, cuando la víctima fue derivado al Provolo platense después de que en su provincia natal de Salta no existiera en su momento una escuela primaria especializada para alumnos hipoacúsicos.

El ex alumno identificó a Corradi cuando el caso de los abusos en el instituto de Mendoza explotó en todos los medios. Según su testimonio, durante fines de los 80 e inicios de los 90, el italiano había convertido los abusos sexuales a los niños en una actividad cotidiana dentro del centro de estudio de La Plata.

"Le dolió relatar lo que sufrió pero le hizo bien hacerlo. Pidió que los responsables sean castigados y que ningún chico tenga que volver a vivir algo de esa magnitud", remarcó el fiscal.

El instituto Antonio Provolo, de La Plata
El instituto Antonio Provolo, de La Plata

La propia justicia le pidió al denunciante, actual residente en Salta, que acuda a la ciudad de La Plata para tratar de aportar más detalles a la investigación y tratar de dar los nombres de más víctimas del sacerdote.
Cartasegna se hizo cargo de la investigación hace un mes, una vez que se supo que tanto Corradi como Horacio Corbacho, otro de los sacerdotes detenidos en Mendoza, habían formado parte del Instituto Provolo de La Plata en el pasado.

Ambos curas quedaron en el foco de la historia a principios de noviembre, cuando en la provincia de Mendoza aparecieron más de 25 denuncias en su contra (y de otros tres empleados del Instituto) por vejaciones y abuso sexual infantil contra los alumnos.

El propio Corradi, de hecho, también recibió más de 50 denuncias en su Italia natal por abusos cometidos en el Instituto Provolo de Verona entre 1950 y 1980.

LEA MÁS: