Piezas arqueológicas bolivianas y de México: Izq.: Vasija Mojocoya, centro: Vaso Qero Tiwanaku, der.:
Piezas arqueológicas bolivianas y de México: Izq.: Vasija Mojocoya, centro: Vaso Qero Tiwanaku, der.:

El gobierno argentino devolvió más de 60 piezas e importantes patrimonios culturales de Bolivia y México durante una ceremonia realizada en la Casa Creativa del Sur que fue encabezada por el ministro de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto. Además, participaron el secretario de Patrimonio Cultural, Américo Castilla y los embajadores de Bolivia y México, Santos Tito Véliz y Fernando Jorge Castro Trenti, respectivamente.

La restitución de las piezas —55 a Bolivia y seis a México (dos completas y cuatro fragmentos)— se realizó el martes 6 de diciembre en la Casa Creativa del Sur, ubicada en Carlos Pellegrini 1285. Entre los objetos que volverán a Bolivia se destacan varios qeros de la cultura Tiwanaku, otros Majocolla, cuencos, vasijas de cerámica (una con representación de rostro modelado en el cuello), fragmentos textiles, pesas de bronce y objetos tejidos.

Piezas de México “Figura antropomorfa” y “Plato trípode”
Piezas de México “Figura antropomorfa” y “Plato trípode”

A México se le entregaron seis piezas, cuatro fragmentos y dos figuras completas. Una de las que pudieron rescatar enteras es una figura antropomorfa modelada en barro y pintada que procede de Occidente de Mesoamérica, corresponde a la tradición Tumbas de Tiro y data del 100 a.C. al 600 d.C. La otra pieza completa es un plato trípode modelado en barro con motivos geométricos y abstractos en color rojo y un motivo zoomorfo aplicado en la base del contenedor. Corresponde al estilo maya, procede del sur de Mesoamérica y data del periodo clásico (200 d.C. al 800 d.C.). El resto de las piezas corresponden a fragmentos de cerámicas.

"Este acto revierte la tendencia de otros continentes y nos demuestra la cultura compartida. Los esfuerzos por combatir el tráfico ilícito de bienes culturales comenzaron en 2000 y se consolidaron en 2003, con la aprobación de la Ley 25.743″, expresó Américo Castilla.

Por su parte, Avelluto sostuvo: "Este encuentro es motivo de orgullo por muchas razones. Es el resultado final del buen trabajo de un montón de funcionarios y expertos, muchas veces anónimos, que hoy nos permiten celebrar volver a dar vida, volver a encender la luz, hacer público todos estos objetos que forman parte de la tradición, memoria y cultura que constituyen la identidad de nuestros países hermanos. Esperamos que estos caminos sean cada vez más cortos, con mayor celeridad y eficacia".

El contrabando de bienes culturales es el cuarto delito en el ranking internacional de comercio ilícito. En los últimos 15 años se hallaron casi 20 mil objetos. En 2001 se designó al Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano (INAPL) como depósito judicial y se entregaron las primeras cajas con restos. Además de material arqueológico, se hallaron restos paleobotánicos y paleontológicos originarios de América, Europa y Asia.

En 2014, la justicia permitió decomisar lo incautado, registrarlo, expedir certificados de exportación y así comenzar el proceso de restitución de piezas a su país de origen. Este año ya se habían devuelto 439 piezas a Ecuador y 4150 a Perú.

Descripción de las piezas restituidas a Bolivia
-Vaso Qero Tiwanaku (400-1000dc) JUD 1081700-B04. Altiplano Boliviano.
-Vaso (JUD 1081700-B06a) y vasija (JUD 1081700-B44). Mojocoya. Esta cultura se ubica en los valles orientales, departamento de Chuquisaca, datan del comienzo de la era cristiana hasta el 900dC aprox.

Descripción de las piezas restituidas a México
-Figura antropomorfa (de la tradición Tumbas de Tiro – 100 a. C. al 600 d. C.)
-Plato trípode.

La satisfacción de los embajadores

Santos Javier Tito Véliz, embajador de Bolivia, expresó: "Esta recuperación de piezas arqueológicas tiene un valor incalculable no tanto por su valor monetario, sino porque en ellas se presentan nuestras tradiciones, costumbres y raíces de nuestros pueblos milenarios. En cada una de estas piezas están enmarcadas el conocer de nuestros antepasados a lo largo de miles de años. La entrega de las piezas por parte del gobierno argentino es una gran satisfacción y un resultado muy positivo para la humanidad, porque los distintos objetos nos muestran las particularidades que tienen nuestras comunidades y sus saberes".

Por su parte, el embajador de México, Fernando Castro Trenti, manifestó su agradecimiento al gobierno argentino "por crear un vínculo profundo con las distintas naciones, no solo por el intercambio comercial que es útil, sino también por la construcción de una integración real, que logra un puente a partir de los valores del respeto a la cultura".

Y agregó: "Esta entrega formal demuestra que estamos consolidando una hermandad histórica. Hemos trabajado muchísimo para reencontraron con nuestras tradiciones y raíces prehispánicas. Por eso, el esfuerzo mexicano, con la colaboración argentina, permite la consolidación de valores patrimoniales que enriquecen cuando pueden ser expuestos a las siguientes generaciones".