Menos comida en vuelos y otros cambios de Aerolíneas Argentinas para ganar competitividad

Isela Costantini, presidente de Aerolíneas Argentinas (Adrián Escandar)
Isela Costantini, presidente de Aerolíneas Argentinas (Adrián Escandar)

Con la llegada de las low cost y de nuevas aerolíneas a las rutas del país, Aerolíneas Argentinas anunció nuevas medidas para ganar competitividad y continuar siendo la líder del cabotaje con el presupuesto que tendrán del Gobierno el año que viene (168 millones de dólares). Las decisiones surgieron de un "exhaustivo análisis comparativo" con las líneas aéreas líderes de la región y del mundo.

Uno de los cambios es que no habrá más snacks en los vuelos internos que duren menos de dos horas. A partir del 1 de enero en los vuelos de entre una y dos horas se ofrecerán solo bebidas y en los vuelos de dos horas y más se cambiará la actual oferta en función de los parámetros mundiales usados por otras líneas aéreas y en base a opiniones que se han venido recogiendo de los pasajeros en los últimos 9 meses.

Capaz el anuncio en el que más hicieron hincapié el director Comercial, Diego García, y la directora de Relaciones Institucionales, Felicitas Castrillón, fue en la eliminación de las comisiones a las agencias de viajes, que hoy estaba en el 1%. La explicación para esto es que "con las nuevas tecnologías el costo de distribución del billete físico dejó de tener sentido". Según explicaron, "esta reducción de comisiones permitirá ganar agilidad y seguir trabajando en la búsqueda de la sustentabilidad de la empresa".

Diego García, director Comercial de Aerolíneas Argentinas
Diego García, director Comercial de Aerolíneas Argentinas

También habrá a partir de 2017 venta de productos y servicios adicionales durante los viajes. Aquí se destaca lo que será una subasta para poder viajar en Clase Ejecutiva o Club Cóndor cuando alguien compre un pasaje en Económica. Podrán participar los pasajeros y se hará con siete días de antelación, confirmando entre 48 y 24 horas antes del vuelo.

Otra subasta será para comprar el asiento de al lado si se encontrara libre o todo el espacio que se requiera para completar la fila, con la misma dinámica de lo explicado anteriormente.

Asimismo, se podrá pagar para acceder a la sala VIP, aún viajando en Económica, y reservar a un precio más conveniente para poder llevar una valija adicional en el vuelo.

Otra novedad que ya comenzó a correr es la posibilidad de ceder millas a otro miembro de ArPlus. Esto es para los clientes Platino y Gold y permite hasta 80 millas por año.

"Hoy el ritmo te lo marcan afuera. El mercado y el pasajero van a cierto ritmo así que o te plegas o no competís", explicó Castrillón. En sintonía, García agregó: "El pasajero es más preparado, compra lo que quiere, no lo que le venden y elije el canal".

Y agregaron: "Todos estos beneficios buscan flexibilizar la operación, adecuarnos al contexto. Venimos en los últimos nueve meses analizando que hacen los de al lado, sobre todo las aerolíneas de la región. Estamos recorriendo el camino que muchas recorrieron en los últimos años".