Foto NA: DAMIAN DOPACIO
Foto NA: DAMIAN DOPACIO

La muerte de Matías Kruger, el operario del subte que falleció electrocutado en uno de los talleres de la Línea H, causó conmoción en la opinión pública, provocó un paro total en todas las líneas hasta el final de la jornada y disparó la alarma sobre los protocolos de seguridad para los trabajadores.

Desde el núcleo de los delegados gremiales del subte y el Premetro se apuntó de manera directa a las irregularidades de los protocolos de seguridad para el trabajo con riesgo de electricidad. El propio secretario general de la Asociación Gremial de los Trabajadores del Subte y Premetro, Roberto Pianelli, indicó que desde hace tiempo se mantiene el reclamo para una metodología única de prevención ante las labores de riesgo de vida en todos los talleres. Según el metrodelegado, los mecanismos de seguridad todavía no estaban unificados.

De tal manera, la empresa Metrovías publicó en la mañana un segundo comunicado oficial en el que defiende las pautas de seguridad que deben seguir sus empleados ante trabajos de riesgo y desmiente las acusaciones esgrimidas por el delegado.

"Si bien se están llevando a cabo los peritajes y las investigaciones pertinentes a cargo de las autoridades para poder esclarecer las causas del accidente, ante algunas declaraciones de representantes gremiales la empresa considera oportuno aclarar:

– Que existe un protocolo de seguridad obligatorio para todos los colaboradores que realizan tareas que requieren el corte y reposición de energía. Y puntualmente existe, además, un protocolo para los trabajos que se realizan en pantógrafos y techos de formaciones.

– Para la realización de dichas tareas la empresa capacita a todo el personal involucrado para asumir esta responsabilidad, quienes deben revalidarla todos los años en pos de reforzar el conocimiento y la aplicación del protocolo de seguridad.

– Todos los protocolos de referencia son revisados y actualizados de manera periódica para que éstos cumplan con los más altos estándares de calidad, lo cual se encuentra avalado por la Norma ISO 9001:2015.

– Que si bien existen lineamientos generales para la operación en los talleres en que se llevan a cabo las tareas de mantenimiento del material rodante del Subte y Premetro, cada uno cuenta con protocolos específicos que se ajustan a sus características y necesidades", informó el comunicado.

Hasta el momento, no hubo una explicación oficial sobre los detalles del accidente sufrido por Kruger. En principio, se cree que el operario quiso agarrarse de un cable suelto que debía estar sin corriente eléctrica y murió tras recibir una descarga de unos 1.500 voltios.

Así y todo, Metrovías envió su mensaje de apoyo a la familia y cercanos del operario muerto: "La empresa acompaña a la familia en este difícil momento como también a todo el personal que se desempeña en el Taller".

LEA MÁS: