Con Omar Viviani a la cabeza, los taxistas volvieron a repudiar el sistema Uber.
Con Omar Viviani a la cabeza, los taxistas volvieron a repudiar el sistema Uber.

Una vez más, el centro porteño se verá colmado por taxistas enardecidos y movilizados con la consigna "Fuera Uber". Los gremios de la actividad concentrarán hoy a las 10:30 entre Cerrito y Libertad, en rechazo al fallo judicial que despenaliza a los conductores que trabajen bajo la órbita de la aplicación digital.

A diferencia de otras oportunidades en las que hubo bloqueos masivos del tránsito, la protesta será "a pie" para "molestar lo menos posible" a quienes circulen por la zona.

"Vamos a marchar todos caminando, llegaremos en subte para molestar lo menos posible y dejaremos los taxis por Retiro o alrededores. No vamos a cortar Cerrito, si lo hacemos es por cuestión de seguridad para evitar accidentes", precisó hoy José Ibarra, secretario general de la Federación nacional de conductores de taxis, en diálogo con AM 950 Belgrano.

El conflicto entre los sindicatos y cámaras de taxis y la empresa multinacional volvió a estallar esta semana, luego que se conociera un fallo del Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Criminal N°13, a cargo de Luis Zelaya, que sentenció que "la actividad de Uber es una actividad comercial", y por lo tanto, los choferes que lucren con ella no estarán sujetos a sanciones penales.

(DyN)
(DyN)

El escrito indicó que, en cuanto a los conductores que trabajen para Uber, "a lo sumo podrían existir faltas administrativas o infracciones de tránsito, pero no delitos". De esta forma, Zelaya coincidió con el dictamen del fiscal Jorge Ballestero y desestimó la denuncia que presentó el Sindicato de Peones de Taxis contra 33 conductores de la firma. El mismo fallo aseguró que el conflicto se trata de un "entuerto netamente comercial".

Ibarra insistió que uno de los problemas de fondo radica en que el servicio de taxis es una "actividad que está blanqueada" y que "estamos tributando como corresponde", mientras no ocurre lo mismo con la multinacional.

"Uber se está prestando a todo lo ilegal y está haciendo una triangulación económica para evadir todo lo posible", añadió. "El juez Zelaya no reconoce la ilegalidad de una empresa que entró por la ventana al país, comprando periodistas, y desconocen el servicio de primer nivel de los taxis", concluyó.

Omar Viviani, titular del sindicato de Peones de Taxis, planteó la "bronca" que existe entre los afiliados de su organización sindical ya que, no solo "hay muy poco trabajo" en la actualidad, sino por la actitud de la empresa que viene a "instalarse de prepo (sic) en la Argentina, desconociendo las leyes laborales, previsionales y fiscales".

"Uber sigue siendo ilegal. Lo que no es ilegal es que una persona maneje para Uber. Sin embargo, como es una contravención puede tener una penalidad para el chofer que pueden ser 10 días de prisión o una probation", afirmó el dirigente sindical días atrás.

(DyN)
(DyN)

Además del repudio del gremio, la movilización de este viernes sirvió como marco para la presentación de un petitorio en la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, ubicada en Viamonte 1147, que rechaza los términos del fallo de Zelaya y solicita revisar la sentencia.

Según anticipó Viviani, su organización sindical recurrirá hasta la Corte Suprema de Justicia de ser necesario.

(DyN)
(DyN)