Los casos de justicia por mano propia cada vez son más. Esta vez sucedió en José León Suárez, en el partido bonaerense de San Martín, donde un remisero se resistió a un asalto, forcejeó con el delincuente, le quitó el arma y lo mató de dos balazos. El hombre, de 33 años, caminaba anoche hacia su casa de las calles Italia y Alsina cuando fue interceptado por un asaltante armado con el que luchó y al que finalmente asesinó con su propia pistola.

El remisero –cuya identidad es reservada- se encuentra detenido en la Comisaría 4° de esa localidad, a la espera de ser indagado por el fiscal de turno. De acuerdo con fuentes policiales, el ladrón no pudo con la fuerza de su víctima y recibió dos disparos fatales, uno en el pecho y otro en la espalda.

Los vecinos se mostraron preocupados por la ola de inseguridad y reconocieron que hay una sensación de desprotección en la zona. Juan Pablo contó en C5N que a eso de las 23 escuchó los disparos y supuso que algo malo estaba pasando. "Al principio nos asustamos", dijo al mismo tiempo que precisó que el ladrón era del barrio y tenía problemas con las drogas.

"Los dos son de acá. El ladrón ya había robado en varias casas y también celulares a gente del barrio. Había estado preso también un par de semanas. No sé si el remisero lo conocía, pero se quiso defender. Le quiso robar, le sacó el arma y era él o él. A ese tipo ya no le importaba nada. Le había pegado a los padres y hacía un tiempito que había salido de la cárcel. El otro día la Policía lo fue a buscar acá a la vuelta y los vecinos no quisieron hacer la denuncia por miedo", relató el vecino.

Por su parte, los familiares del delincuente muerto insinuaron que el remisero también habría estado involucrado en hechos delictivos. No obstante, uno de los hermanos del fallecido se acercó al lugar donde estaba el cuerpo y en voz alta dijo: "Mi hermano era ladrón, era obvio que iba a terminar así".

El episodio se registró en el mismo distrito donde el médico Lino Villar Cataldo (61) mató a balazos a Ricardo Krabler (23) cuando intentó robarle el auto al salir de su consultorio, en Loma Hermosa, el pasado 26 de agosto. Ayer, además, un carnicero persiguió a un delincuente con su auto hasta atropellarlo y aprisionarlo contra un poste, lo que le causó la muerte, en la ciudad bonaerense de Zárate.