Una caravana de taxis que integran pequeñas y medianas empresas nucleadas en la Cámara de Radiotaxis (CAR) protestaban este mediodía frente a la Legislatura Porteña en contra de "TAXI BA", una aplicación gratuita que impulsa el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para competir con la empresa Uber.

Según el sector empresario, el proyecto de ley enviado la semana pasada por el Ejecutivo, para modificar la Ley 3622, que regula el servicio de taxis en la Ciudad, provocará "la quiebra inmediata de más de 42 Pymes".

"Resulta incomprensible que el mismo Gobierno que promueve el apoyo a las Pymes busque modificar una ley que tendrá como efecto la destrucción de más de 42 empresas que dan trabajo a unas 1400 familias dentro de la Ciudad de Buenos Aires", aseguró Miguel Ángel Bello, presidente de la CAR, en un comunicado de prensa.

Según las empresas de radiotaxi, el proyecto oficial, que ya fue ingresado a la comisión de Tránsito y Transporte de la Legislatura, busca "implementar un servicio de radiotaxi estatal que contradice las normativas actuales y promueve la estatización del servicio".

"La Cámara ha solicitado infructuosamente una reunión personal con las autoridades del Gobierno de la Ciudad para plantear el tema en cuestión, sin haber obtenido respuesta alguna", concluye el comunicado.
A través de la aplicación "TAXI BA", elaborada por el Ministerio de Desarrollo Urbano de la Ciudad, los usuarios podrán solicitar un vehículo a través de los teléfonos celulares y tendrán la opción de abonar el viaje con tarjeta de débito y crédito.

La idea surgió como una opción pública a Uber, la empresa que desembarcó hace algunos meses y generó fuertes protestas de los taxistas.