La autopista Buenos Aires-La Plata, en el kilómetro 9, a la altura de Dock Sud, fue escenario este miércoles de escenas violentas y momentos de tensión. Allí, manifestantes pertenecientes a las organizaciones Barrios de Pie y Aníbal Verón que bloqueaban la autovía agredieron a piedrazos a los vehículos que intentaban sortear el piquete.

Oscar Domínguez, dueño de uno de los autos afectados, relató el momento que le tocó vivir cuando un grupo de piqueteros se tiró arriba de su camioneta y comenzó a dañarla.

"Fue sorpresivo lo que pasó. Salieron personas desde los costados de la autopista y me empezaron a romper la camioneta", aseguró pocas horas después de verse envuelto en un conflicto inesperado. Lo insultaron, le pegaron y le rompieron la camioneta. Ninguno de los hombres que lo atacaron escuchó sus gritos desesperados para tratar de que pararan.

Cerca del mediodía Oscar salió del peaje de Dock Sud y a los pocos metros divisó el corte. Los manifestantes de la CTD Aníbal Verón habían bloqueado las dos manos de la autopista durante la mañana y no dejaban pasar a nadie. Segundos después de frenar su vehículo, sintió un fuerte golpe de atrás. Un colectivo de larga distancia lo había impactado y arrastrado a pocos metros del bloqueo. Ese hecho fue el desencadenante de las agresiones que siguieron.

Los incidentes en la autopista Buenos Aires-La Plata dejaron manifestantes heridos (Télam)
Los incidentes en la autopista Buenos Aires-La Plata dejaron manifestantes heridos (Télam)

En un corto lapso de tiempo, un grupo de manifestantes se abalanzó sobre el vehículo de Oscar y empezó a romperlo. "Les intenté explicar que me habían chocado, que no quise pasar el corte, pero no me escucharon", sostuvo en diálogo con TN. "Había solo dos gendarmes en la autopista", recordó con angustia.

La camioneta era su herramienta de trabajo. Mientras se la rompían, intentaba explicarles que la necesitaba para trabajar. Pero sus pedidos no surtieron efecto. "A nosotros no nos entienden", le gritaban los manifestantes. Oscar terminó con heridas cortantes en la cabeza, el cuello y una de sus orejas. "La camioneta no sirve más, tengo ganas de llorar y gritar. Siento mucha impotencia", aseguró.

La Gendarmería desalojó el piquete luego de cuatro horas de corte total en ambas vías (Télam)
La Gendarmería desalojó el piquete luego de cuatro horas de corte total en ambas vías (Télam)

El vehículo quedó destrozado. Le rompieron todos los vidrios, los asientos y la carrocería. Además, Oscar denunció que le robaron. "Me sacaron herramientas y unos equipos electrónicos que iba a instalar", contó. Sin consuelo por los daños y conmovido por el momento que le tocó pasar, apuntó contra los manifestantes: "Quiero tener un país como la gente pero con estas personas no vamos a poder nunca".

"Salgo todos los días a trabajar y ahora no sé que voy a hacer. No tengo la camioneta y no la puedo arreglar porque no tengo plata", concluyó.