Time Warp: el fiscal pidió enviar a juicio a los responsables de la fiesta electrónica

Están acusados de facilitar el lugar para vender droga y de homicidio

Cinco jóvenes murieron en la fiesta que se realizó en Costa Salguero (Télam)
Cinco jóvenes murieron en la fiesta que se realizó en Costa Salguero (Télam)

El fiscal federal Federico Delgado pidió hoy el envío a juicio oral y público del abogado Víctor Stinfale y de otros cinco organizadores de la fiesta electrónica "Time Warp", en la que en abril pasado murieron cinco jóvenes y otros cinco fueron internados por el consumo de drogas sintéticas.

Fuentes judiciales informaron a Infobae que Delgado le solicitó al juez federal Sebastián Casanello que dé por cerrada la investigación sobre los organizadores y los envíe a juicio por los delitos de facilitación de lugar para el consumo y venta de estupefacientes agravado por menores de edad, más de tres personas, y por el lugar; y por homicidio culposo y lesiones graves culposas.

El fiscal pidió el envío a juicio de Stinfale; de Adrián Conci y Maximiliano Avila, presidente y apoderado de Dell producciones SA, la empresa que organizó la fiesta, respectivamente; de Carlos Nicodemo Penise, jefe de seguridad de la "Time Warp"; de Carlos Garat, encargado de la logística; y del asesor artístico Martín Gontad.

"Los nombrados instituyeron un espacio social excluido de la soberanía estatal; es decir sustraído de cualquier tipo de control público pero con la complicidad de las autoridades estatales, que permitió en los hechos el funcionamiento de una suerte de mercado al que concurrían libremente quienes querían vender y los que deseaban comprar drogas prohibidas en la fiesta electrónica 'Time Warp', con el propósito de obtener un fin de lucro a través de la venta del agua marca Block", sostuvo Delgado en su dictamen.

Dell Producciones realizó la noche del 15 de abril pasado la fiesta "Time Warp" y la investigación determinó que dentro del lugar se vendía "keta(mina), LSD, éxtasis, cocaína y Superman", según la declaración de testigos. Además se comprobó el exceso de gente en el lugar (estaba habilitado para 13.000 y había 20.513), hacinamiento, falta de agua y una mala atención médica.

Restos de la fiesta electrónica Time Warp en Costa Salguero. (AFP)
Restos de la fiesta electrónica Time Warp en Costa Salguero. (AFP)

La principal acusación por la organización de la fiesta pesa sobre Stinfale, dueño en las sombras de la empresa Energy Group. El fiscal sostuvo en su acusación que esa empresa fue la organizadora de la "Time Warp" ya que en el lugar solo se vendía agua y una bebida energizante, que son comercializadas por esa empresa.

Además, citó entrecruzamientos telefónicos de Stinfale con el resto de los organizadores en los momentos previos y posteriores a la fiesta.

"El análisis de la prueba reunida permite afirmar que las particularidades del evento confirman que la venta y el consumo masivo de estupefacientes no sólo no escaparon del conocimiento de los imputados, sino que además fueron ellos mismos los que generaron el espacio para la libre circulación de drogas", detalló el fiscal.

En la causa también están procesados agentes de Prefectura Naval que tenían a su cargo el control del evento, funcionarios del gobierno porteño que debían controlar que el lugar estuviese en condiciones de ser habilitado y las personas que vendían drogas en la fiesta.

TE PUEDE INTERESAR