El Ministerio de Defensa patentó un sistema que mejora la detección de ceniza volcánica y quema de pastizales

Permitirá medir concentraciones y hacer cálculos de noche. Servirá para los aterrizajes y las turbulencias, entre otras cosas

Así es el sistema tradicional que ahora fue mejorado
Así es el sistema tradicional que ahora fue mejorado

El Ministerio de Defensa, que conduce Julio Martínez, patentó una nueva tecnología de un sistema llamado "LIDAR", que funciona bajos los principios de un radar y mejorará la aeronavegabilidad, ya que permitirá detectar de manera eficaz las cenizas volcánicas o el polvo por quema de pastizales, entre otras cosas.

"Logramos un sistema de alta resolución que se usa para medir la transmisión atmosférica tanto de día como de noche con un costo mucho menor que el de un sistema tradicional", explicó a Infobae la doctora en ingeniería Lidia Otero, del CONCIET, quien encabezó la pata argentina del equipo que trabajó junto a científicos japoneses. La acompañaron su esposo, el doctor en ciencias Pablo Ristori, y el profesor Eduardo Quel, ambos del Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa (CITEDEF).

"Las primeras pruebas de laboratorio han sido muy buenas y esperamos contar con fondos para desarrollar el sistema en Argentina", agregó la investigadora.

La definición teórica puede parecer compleja pero tiene implicancias prácticas muy concretas. "Sirve para determinar concentraciones cuando hay quema de biomasa luego de las cosechas o polvo en suspensión, como el de las cenizas de los volcanes", explicó Otero, experta en el tema.

Estos datos son fundamentales para el aterrizaje y detectar zonas con turbulencia, ya que permite censar el particulado y suministrar información sobre la altura de las capas de partículas y su espesor, entre otras características que determinan las condiciones para volar de manera segura.

Su potencialidad en mediciones también permite implementar mecanismos de detección de humo en el aire, algo vital para personas que sufren enfermedades respiratorias y son generalmente muy sensibles a los cambios ambientales en el aire.

Hoy hay cinco sistemas tradicionales en Bariloche, Comodoro Rivadavia, Neuquén, Río Gallegos y Aeroparque. El nuevo equipo permitirá mejorar el procesamiento de la información y hacer mediciones de noche.

Los científicos argentinos trabajaron con junto con investigadores del Institute for Environmental Studies (NIES), dependiente del Ministerio de Medio Ambiente de Japón.

El ministro Martínez celebró la noticia y anunció que reabrió la oficina de patentamientos que el kirchnerismo había cerrado. "La idea es trabajar en equipo para que se hagan visibles estos trabajos y queden a disposición de la comunidad, porque si no, quedan en un cajón o en una carpeta, los hallazgos se pierden, y los gastos e inversiones quedan en nada", explicó el funcionario a Infobae. Y adelantó que hay otra decena de proyectos en camino.

Junto a Martínez encabezó el anuncio del patentamiento el embajador de Japón, Noriteru Fukushima, quien manifestó que la intención de su país es intensificar la cooperación con Argentina: "Consideramos que es un país muy desarrollado y queremos profundizar las relaciones en las áreas de ciencia y tecnología", expresó.

Durante el anuncio del patentamiento, Martínez estuvo acompañado por el subsecretario de Investigación, Desarrollo y Producción para la Defensa, Marcelo Serangeli; el presidente de la CITEDEF, Ricardo Buderacky; el presidente del CONICET, Alejandro Ceccatto; el secretario de Estrategia y Asuntos Militares, Ángel Pablo Tello, y el Jefe de Gabinete de Asesores, Damián Vaudagna, entre otras autoridades de la cartera de Defensa y el resto de los organismos.