Quemaron más de 5 mil kilos de drogas