Travesía hacia Machu Picchu: la exigente y bella maratón del Camino del Inca

La aventura en las ruinas de Perú invita desde 1996 a transitar el trayecto de peregrinación original que conduce a la capital religiosa del Imperio Inca. Los participantes deben enfrentar distintos tipos de dificultades
En Perú se lleva a cabo una de las maratones más exigentes (Facebook Maratón Camino del Inca)

El turismo deportivo es una propuesta que desde hace años se impone cada vez más en la agenda de los viajeros. Son muchos los destinos populares que acunaron este concepto. La mayoría de ellos, ofreciendo la posibilidad de conocer los recovecos de las ciudades y sus atractivos a partir del running.

De esta manera hoy es posible participar en maratones cuyos trayectos invitan a rodear el Coliseo romano, a correr con la Torre Eiffel de fondo o a subir los más de cinco mil escalones de la imponente Muralla China.

Se trata de una de las carreras más exclusivas (Facebook Maratón Camino del Inca)

Y entre el amplio abanico de posibilidades para los turistas ávidos de hacer actividad física y al mismo tiempo conocer en detalle los lugares más visitados, una de las que sobresale es la Maratón Camino del Inca, una aventura exótica que tiene como meta final a la legendaria Machu Picchu.

Solo participan entre 10 y 15 atletas (Facebook Maratón Camino del Inca)

Esta prueba nació en 1996 y, a diferencia de las grandes citas del running, no es anual, sino que se organiza dos veces al año: una en junio y otra en agosto. Este sábado 4 dio inicio a la segunda carrera de 2018 y se extenderá hasta el domingo 12. El programa dura nueve días, aunque la carrera es en la sexta jornada. Por otra parte, ya están definidas las fechas para 2019: serán del 1 al 9 de junio, y del 3 al 11 de agosto.

La razón de que sean dos citas anuales se debe a la alta demanda, ya que el número de participantes es reducido por cuestiones de logística (se lleva a cabo en el Parque Nacional, lo cual implica atender ciertas reglas). Se limita a entre 10 y 15 atletas (sin uso de dorsales).

El trayecto desemboca en las ruinas del Machu Picchu (Facebook Maratón Camino del Inca)

Considerado uno de los circuitos más complejos de completar, la hoja de ruta cubre la senda original que desemboca en la capital religiosa del imperio Inca. El trayecto tiene la dificultad de desnivel, que va desde los 2,500 msnm en la partida -en la ciudad de Cuzco- hasta de los 4,200 msnm en el punto de llegada. Hay dos distancias: 30K y 26,2K.

El marcado desnivel y la amplitud térmica son dos grandes escollos (Facebook Maratón Camino del Inca)

Otra de las dificultades a las que se enfrentan los maratonistas es la amplitud térmica, ya que dependiendo el momento del día las temperaturas pueden oscilar desde los 0° hasta los 30°. A todas estas duras condiciones de competencia deben enfrentar los corredores durante cerca de siete horas (tiempo promedio aproximado de los que cruzaron la meta final). El ganador de la reciente edición de junio fue el estadounidense Jonathan Kimura, que hizo un tiempo de 6 horas 41'51".

El evento nació en 1996 y se realiza dos veces al año (Facebook Maratón Camino del Inca)

El precio de la exigencia se compensa con la belleza del escenario. Corriendo a la par de enormes muros, calles empedradas y restos del imperio y el período colonial español, la variedad de senderos en los Andes del sur del Perú invita a conocer más sobre la historia de la gran civilización Inca. Y, de paso, practicar running.

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

Mas Noticias