Las carreras de ultra trail nacieron en la década del 70 (Foto: Luis Escobar)
Las carreras de ultra trail nacieron en la década del 70 (Foto: Luis Escobar)

El pasado fin de semana se disputó una nueva edición del Mundial de Ultra Trail, en el marco de la tradicional prueba Peñagolosa Trails, en la localidad española de Castellón. Casi 400 participantes -incluidos 12 argentinos- arribaron desde los cinco continentes para enfrentar los 85,3 kilómetros de la competencia.

Este certamen fue creciendo en popularidad y cantidad de inscriptos desde su nacimiento en 2007. Y al igual que los demás desafíos de larga distancia desarrollados en un entorno natural o de montaña, se fue convirtiendo en un deporte de masas.

Actualmente, los circuitos de ultra trail proliferan en la agenda de atletismo. Solo en Estados Unidos hay más de 100 propuestas. Es un fenómeno que lleva más de 40 años de práctica, tras surgir a partir de la osadía de un aventurero en una carrera de caballos.

“Gordy” es el padre del ultra trail moderno
“Gordy” es el padre del ultra trail moderno

El origen de esta disciplina se remite a mediados de la década del 70, cuando el estadounidense Gordon Ainsleigh fue el primero que se animó a un desafío de tamaña exigencia, corriendo 100 millas (160 kilómetros) a través de los senderos de California.

De padres divorciados, "Gordy", como lo llamaban, nació en 1947 y fue criado por su mamá y su abuela. Con esta última es con quien más se relacionó durante la infancia debido a que su progenitora tenía trabajar como enfermera y pasaba bastante tiempo fuera.

Él comenzó a familiarizarse con la práctica deportiva desde que cursaba en la primaria, ya que en ocasiones hacía el trayecto desde su casa hasta el instituto y viceversa, corriendo. A ello se le sumó que durante la adolescencia trabajó repartiendo diarios, una tarea que también la cumplía corriendo de un lado a otro. No lo hacía en bicicleta porque "era una época de bicis de una sola marcha y 22 kilos de peso", justificó.

La Western States era una prueba de 100 millas que se realizaba a caballo
La Western States era una prueba de 100 millas que se realizaba a caballo

En su paso por la Universidad de Santa Bárbara, Gordy, por casualidad, empezó a alquilar caballos del Departamento de Recreación. En ese lugar vio un folleto que promocionaba la Cabalgada de los Western States (llamada Copa Tevis), un certamen de 100 millas de cabalgatas por las montañas de California. Como le sedujo la actividad, decidió anotarse.

Para disputar aquel evento se compró su propio ejemplar equino. Lo bautizó "Rebel". Juntos estuvieron en tres ediciones -se celebran anualmente- de la Copa Tevis, desde 1970. Después se desprendió de su compañero de aventuras al regalárselo a su novia. Al poco tiempo, la pareja se separó y Rebel quedó en posesión de la mujer.

En la actualidad la Western States Endurance Run es una de las carreras emblemáticas del deporte
En la actualidad la Western States Endurance Run es una de las carreras emblemáticas del deporte

Luego, llegó la famosa prueba del 3 de agosto de 1974. Gordy había adquirido otro corcel, pero estaba lesionado y no podía competir con él. Como no quería faltar, se dispuso a realizar lo que nadie había intentado antes: hacer el recorrido a pie.

Para la carrera faltaban solamente seis semanas, tiempo que aprovechó para prepararse lo mejor posible. "Yo estaba en excelente condición para una distancia de maratón, aunque no para correr en carretera porque mi formación se centró en los senderos", confesó el joven de 27 años que contaba con una buena condición física.

Ainsleigh continuó corriendo hasta hace unos años
Ainsleigh continuó corriendo hasta hace unos años

Con una tupida barba, pelo largo y sin camiseta, Gordy se sacó el traje de jinete y se puso la ropa de corredor. Alineado en la salida con otros casi 200 caballos, transitó durante los primeros tramos del camino a la par de los demás participantes, hasta que sus piernas comenzaron a sentir el desgaste.

En varios pasajes de la carrera por su cabeza merodeó la idea del abandono. La temperatura rondaba los 40 grados y dificultaba la épica. Gordy cuenta que en el momento de mayor angustia lo salvó un encuentro con una chica y  un anciano quienes le dieron tabletas de sales, agua y lo alentaron a seguir.

La prueba The North Face Endurance Challenge en La Cumbrecita, Córdoba
La prueba The North Face Endurance Challenge en La Cumbrecita, Córdoba

Al final, pudo completar el recorrido en 23 horas y 42 minutos. De este modo, se erigió en el primer ultrero. Al año siguiente, otro atleta se apuntó a la aventura. Y así se fueron sumando adeptos hasta que la Copa Tevis mutó en 1977 de una prueba de caballos a una competencia pedestre. 

Aquella gesta de Gordy fue la primera piedra para edificar un deporte que explotó más tarde y que atrae a miles de atletas de alrededor del globo. Demostración de ello fue el éxito en la convocatoria del reciente Mundial.

SEGUÍ LEYENDO: