Le prohibieron escalar el Aconcagua a la abuela de 83 años

Elisa Sampietro de Forti viajó hasta Mendoza para subir a la cima más alta de América. Pero consideraron que no se encontraba en condiciones físicas de seguir ascendiendo. Se había preparado durante 8 meses
Elisa Sampietro de Forti

Llegó hasta Mendoza con la confianza plena de que iba a lograr el objetivo, como en cada reto que se propuso desde que es aficionada a las pruebas pedestres. Pero se encontró con la negativa de las autoridades, que no le permitieron continuar con la travesía de llegar a la cima de la montaña más alta del continente americano, a 6.962 metros sobre el nivel del mar. Así, a Elisa Sampietro de Forti (83) se le terminó el sueño para el que se preparó arduamente durante 8 meses.

Los organizadores del desafío Summit Aconcagua (una iniciativa que incluye a un grupo de deportistas -aficionados y profesionales, activos o retirados-) le comunicaron que las autoridades del Parque Aconcagua, representadas por el Jefe de Guardaparques Daniel Cucchiara, no autorizaron el ascenso.

El equipo casi completo en la ceremonia de despedida

La mujer emprendió la expedición el pasado 19 de febrero, acompañada de su nieto Lihuel. Desde Horcones llegó a Confluencia, el 1º campamento base, donde estuvo tres días y le recomendaron no continuar hasta Plaza Francia.

"Desconocemos los motivos de esta decisión", planteó en principio la familia en la fan page de la atleta. Aunque horas más tarde el jefe de Zona de Alta Montaña de la Dirección de Recursos Naturales Renovables, Pablo Perelló, indicó que la decisión se tomó en conjunto con Elisa por padecer un estado de cansancio general.

"Queremos subrayar que tanto Elisa como su nieto Lihuel se encuentran en perfecto estado de salud. Si bien están tristes y desilusionados por no poder continuar con esta aventura, están felices por la experiencia vivida y ahora mandando toda la fuerza y energía para quiénes continúan en este desafío", expresaron en el perfil de Facebook.

"Agradecemos a todos por las muestras de cariño que nos dieron durante estos 8 meses de intenso trabajo y preparación. Su familia y amigos estamos orgullosos de ellos", finalizaron el mensaje.

La historia de Elisa de Forti recorrió todo el mundo

Nacida en Como, Italia, Elisa tiene cinco hijos, once nietos y tres bisnietos. Y un historial como runner admirable: por ejemplo, completó cuatro veces el Cruce Columbia de los Andes (en 2013, 2015, 2016 y 2017), una carrera de 100 kilómetros que se completa en tres días y donde se soportan subidas, bajadas y hasta instancias en las que hay que trepar, con etapas que van de los 25 a los 40 kilómetros cada una.

Su caso despertó simpatía y admiración general al mismo tiempo, llegando a los medios internacionales. La mayoría no puede entender cómo esta mujer octogenaria es capaz de haber superado varias de las epopeyas del running a nivel nacional, habiendo comenzado a correr a los 70.

Para el mundo del atletismo se convirtió en una gran referente de inspiración. Actualmente, corre seis días a la semana y se reserva los domingos para practicar tenis.

Cuenta que se hizo aficionada a la actividad tras el fallecimiento de su marido: "Correr me dio mucha seguridad y me permitió salir de mi casa. Yo siempre fui muy tímida y cuando falleció mi marido decidí recluirme en casa. Con las carreras aprendí que se puede vivir de otra forma".

LEA MÁS:

Últimas noticias

Mas Noticias