Según un estudio, los anticuerpos monoclonales podrían tener un rol importante en el control de la pandemia de SARS-CoV-2

Una investigación, publicada en la revista científica Nature, reveló que estos anticuerpos humanos podrían ser potencialmente neutralizantes y protectores contra el nuevo coronavirus

En paralelo a la carrera para encontrar una vacuna contra el nuevo coronavirus, las grandes compañías farmacéuticas también compiten para hallar lo antes posible anticuerpos monoclonales, un arma capaz de neutralizarlo (EFE)
En paralelo a la carrera para encontrar una vacuna contra el nuevo coronavirus, las grandes compañías farmacéuticas también compiten para hallar lo antes posible anticuerpos monoclonales, un arma capaz de neutralizarlo (EFE)

Desde que la Organización Mundial de la Salud lo declaró una pandemia en marzo de 2020, el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 ha causado millones de infecciones y cientos de miles de muertes en todo el mundo. Se trata de una amenaza importante para la salud mundial para la cual existen contramedidas médicas limitadas, además de que actualmente carecemos de una comprensión profunda de los mecanismos de inmunidad humoral, es decir de la respuesta específica del sistema inmune en la que interviene el reconocimiento de antígenos y la producción de anticuerpos.

En paralelo a la carrera para encontrar una vacuna contra el nuevo coronavirus, las grandes compañías farmacéuticas también compiten para hallar lo antes posible anticuerpos monoclonales. Recientemente, una investigación publicada en la revista científica Nature reveló que los anticuerpos monoclonales humanos antivirales (mAbs) podrían ser un arma potencialmente neutralizante y protectora contra el SARS-CoV-2.

En su origen, estos anticuerpos son moléculas producidas naturalmente por el sistema inmunitario para desencadenar un ataque contra peligros específicos como las células cancerígenas, las bacterias o los virus. Para poder utilizarlos con fines terapéuticos hay que clonarlos en el laboratorio. Los anticuerpos monoclonales se seleccionan en la sangre de enfermos curados o bien se producen en el laboratorio a partir de grupos de células preparadas para ese fin.

“Desde un panel de anticuerpos monoclonales humanos dirigidos a la glicoproteína 5 de la espiga (S), identificamos varios que exhibían una potente actividad neutralizante y bloquearon completamente el dominio de unión al receptor de S (S RBD) para que no interactúe con ACE2 humano (hACE2). La glicoproteína de la espiga (S) del SARS-CoV-2 promueve la entrada en las células huésped y es el objetivo principal de los anticuerpos neutralizantes”, reza el estudio llevado a cabo por investigadores del Vanderbilt University Medical Center en los Estados Unidos.

Los anticuerpos monoclonales se seleccionan en la sangre de enfermos curados o bien se producen en el laboratorio a partir de grupos de células preparadas para ese fin (Shutterstock)
Los anticuerpos monoclonales se seleccionan en la sangre de enfermos curados o bien se producen en el laboratorio a partir de grupos de células preparadas para ese fin (Shutterstock)

En dos modelos de ratones con infección por SARS-CoV-2, la transferencia pasiva de COV2-2196 o COV2-2130 solo o una combinación de ambos mAb protegieron a los ratones de la pérdida de peso y redujeron la carga viral y la inflamación en el pulmón. “Estos resultados identifican epítopos protectores en S-RBD y proporcionan un marco basado en la estructura para el diseño racional de vacunas y la selección de inmunoterapéuticos robustos”, concluyeron los especialistas.

La administración pasiva de anticuerpos monoclonales podría tener un efecto importante en el control de la pandemia de SARS-CoV-2 al proporcionar protección inmediata, complementando el desarrollo de vacunas. Todos ellos tienen en común que atacan la proteína S con la que el virus SARS-CoV-2 se acopla a la superficie de las células humanas, una proteína que tiene un papel clave en el proceso infeccioso, explicó a la AFP el investigador Hugo Mouquet.

Su laboratorio de inmunología humoral del Instituto Pasteur, en París, empezó hace dos meses a buscar estos anticuerpos. Por el momento ya hicieron una primera selección de anticuerpos a partir de la sangre de una decena de pacientes que tenían una “fuerte respuesta” inmunitaria. Otros laboratorios están más avanzados, según las numerosas publicaciones científicas sobre el descubrimiento de anticuerpos contra el coronavirus, en total unas quince, dice Hugo Mouquet.

Sin embargo, si bien son candidatos prometedores a los medicamentos para prevenir o tratar enfermedades virales graves, los largos plazos necesarios para el descubrimiento, el análisis funcional, los estudios preclínicos y la fabricación limitan el rápido despliegue y uso de los anticuerpos monoclonales como posible intervención terapéutica.

A comienzos de mayo de este año, científicos de la Universidad de Utrecht en los Países bajos crearon un anticuerpo monoclonal que derrotó al coronavirus en laboratorio (REUTERS)
A comienzos de mayo de este año, científicos de la Universidad de Utrecht en los Países bajos crearon un anticuerpo monoclonal que derrotó al coronavirus en laboratorio (REUTERS)

A comienzos de mayo de este año, científicos de la Universidad de Utrecht en los Países bajos crearon un anticuerpo monoclonal que derrotó al coronavirus en laboratorio, un avance incipiente pero prometedor en los esfuerzos por encontrar tratamientos y frenar la propagación de la pandemia.

El anticuerpo experimental neutralizó al virus en cultivos celulares. Si bien se encuentra en una fase inicial del proceso de desarrollo de medicamentos, antes de la investigación en animales y los ensayos en humanos, el anticuerpo podría ayudar a prevenir o tratar la COVID-19 y las enfermedades relacionadas en el futuro, ya sea solo o usado en combinación con otros medicamentos, según un estudio publicado el lunes en la revista Nature Communications.

Se necesita más investigación para ver si los hallazgos se confirman en un entorno clínico y con qué precisión el anticuerpo derrota al virus, escribieron en el documento Berend-Jan Bosch y sus colegas de la Universidad de Utrecht en los Países Bajos.

Con información de AFP

SEGUÍ LEYENDO:

Científicos crearon un anticuerpo monoclonal que derrotó al coronavirus en laboratorio

Coronavirus: científicos británicos se preparan para aplicar dosis de anticuerpos a pacientes mayores

Coronavirus: un estudio reveló que hay pacientes que no desarrollan anticuerpos


MAS NOTICIAS

Te Recomendamos