Científicos de Puerto Madryn proponen un ingenioso método para censar peces

La técnica se basa en la combinación de una tabla de barrenar, un GPS, un reloj y un software gratuito. Ahorra hasta un 75% el tiempo de buceo para contar el número y la abundancia de cada una de las especies de peces
Conocer la abundancia y distribución de peces y otras especies marinas es clave para su manejo como recurso y para su preservación

Conocer la abundancia y distribución de peces y otras especies marinas es clave para su manejo como recurso y para su preservación.

Los recursos marítimos de la Argentina son abundantes, gracias a su extensa costa sobre el Océano Atlántico, en la cual las condiciones geográficas concentran una importante biodiversidad.

De ellas, numerosas especies poseen valor comercial, ya que los réditos de la pesca conforman el 4% de las exportaciones del país.

Ahora, científicos de Argentina, Italia y España desarrollaron un ingenioso método para esos censos subacuáticos que acorta hasta un 75% el tiempo de buceo de los relevamientos clásicos.

El método, bautizado en inglés "Tracked Roaming Transect" o TRT, elude las limitaciones de los métodos clásicos, en especial cuando la densidad de las especies es baja o, por el contrario, se agrupan o agregan en cardúmenes abigarrados.

El doctor Alejo Irigoyen, integrante de una unidad de investigación del Centro Nacional Patagónico (Cenpat), que depende del CONICET y tiene sede en Puerto Madryn, Chubut, explicó que en los censos visuales clásicos se cuentan y clasifican las especies acuáticas "encerradas" en un sector delimitado por una cinta de 25 a 100 metros que se va desenrollando.

La técnica para el censo de especies marinas, desarrollada por los investigadores de Puerto Madryn y colegas de España e Italia, se basa en la combinación de una tabla de barrenar, un GPS, un reloj y un software gratuito

"Para el TRT, en cambio, utilizamos una tabla de barrenar sobre el que se monta un GPS; un reloj; y un software gratuito para medir las distancias", explicó el doctor Irigoyen, que integra el Centro para el Estudio de Sistemas Marinos (Cesimar) del Cenpat.

La revista PLOS ONE reveló que la técnica fue probada exitosamente en ensayos experimentales y testeada con modelos de peces de madera. Y ya empezó a ser usada por grupos de investigación de España y Brasil.

Irigoyen adelantó que sus ventajas son múltiples: "Ahorra entre un 50 y un 75% el tiempo de buceo, que es muy costoso; no impone límite de distancia más allá del tiempo de buceo posible; ayuda a localizar en el espacio las transectas (terrenos y espacios subacuáticos delimitados); y no sólo permite el recuento y localización de peces, rayas, tiburones y moluscos bivalvos, sino también de eventos de interés, como nidos o sitios de reproducción".

Otros investigadores del Cesimar que participaron del estudio son Gastón Trobbiani y Noela Sánchez-Carnero, y colegas del Departamento de Ecología e Hidrología de la Universidad de Murcia, España.

Ventajas del nuevo invento

– Ahorra entre un 50 y un 75% el tiempo de buceo, cuyos costos son muy elevados.

– No tiene un límite de distancia, más allá del tiempo de buceo que se dispone.

– Permite localizar en el espacio las transectas (terrenos y espacios subacuáticos delimitados).

– Facilita el recuento y localización de peces, rayas, tiburones y moluscos bivalvos.

– Posibilita ubicar y contabilizar los nidos o sitios de reproducción

Con informacion de Agencia CyTA-Fundación Leloir

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

Mas Noticias