Astrónomos observaron el asteroide "calavera", que pasará cerca de la Tierra en 2018

El objeto, de aspecto macabro, tiene un tamaño de entre 625 y 700 metros. Ya visitó la Tierra en 2015 y se espera su vuelta en 2018
Imagen del asteroide 2015 TB145, que tiene un tamaño de entre 625 y 700 metros

Debería ser una noticia propicia para los días previos a Halloween, más que a los de Navidad. Pero un grupo de astrónomos, incluidos los de NASA, volvieron a observar -ahora con más detalle- a un conocido que hizo su aparición en 2015: el asteroide calavera o también llamado Halloween.

En rigor se trata del cuerpo 2015 TB145, que tiene un tamaño de entre 625 y 700 metros, su periodo de rotación ronda las tres horas y, bajo determinadas condiciones de iluminación, su aspecto recuerda al de una calavera humana.

El 31 de octubre de 2015 pasó el asteroide relativamente cerca de nosotros, a tan solo 486.000 km, es decir, 1.3 veces la distancia que nos separa de la Luna. El objeto se descubrió unos días antes –el 10 de octubre de 2015– desde Hawái con el telescopio Pan-STARRS, pero el hecho de que su máxima aproximación a nuestro planeta ocurriera en la Víspera de Todos los Santos ayudó a que también fuese conocido con el nombre de asteroide de Halloween.

Recreación artística del objeto oscuro (NASA)

Varios equipos astronómicos apuntaron sus instrumentos hacia 2015 TB145, incluida la propia NASA, que lo captó con los radiotelescopios de Green Bank (Virginia Occidental, EE UU) y de Arecibo (Puerto Rico). Y las imágenes reales del asteroide 2015 TB145 fueron finalmente generadas con los datos radar recogidos por el Observatorio de Arecibo en Puerto Rico. Los resultados finales fueron publicados en la revista Astronomy & Astrophysics.

Un asteroide cercano a la Tierra

El asteroide calavera podría ser en realidad un cometa extinto que ha perdido sus compuestos volátiles tras numerosos pasos alrededor del Sol. Gracias a las observaciones en el infrarrojo medio tomadas desde el VLT, los autores pudieron detectar la emisión térmica del objeto. Con esta información y un modelo termofísico se pudieron conocer diversas propiedades de 2015 TB145.

"Su inercia térmica (cantidad de calor que conserva y la velocidad con que lo absorbe o transfiere) es compatible con la de asteroides de tamaño similar", afirman los especialistas.

LEA MÁS:

En cuanto a la reflectividad o albedo de la superficie de este asteroide, es alrededor del 5 o 6%, lo que significa que refleja aproximadamente entre un 5 o 6 % de la luz que recibe del Sol. Por lo que en realidad es muy oscuro, sólo un poco más reflectivo que el carbón.

Próximo acercamiento: noviembre de 2018

Los investigadores confían en obtener más datos de 2015 TB145 en su próximo acercamiento a nuestro planeta, que se producirá en noviembre del 2018, aunque esta vez pasará mucho más lejos que la vez anterior, a unas 105 veces la distancia media Tierra-Luna.

Actualmente, se encuentra a unas 3,2 unidades astronómicas de la Tierra (o sea, a 3,2 veces la distancia media Tierra-Sol) y tiene una magnitud de 26,2, lo que significa que sólo es visible con grandes telescopios desde tierra o con telescopios espaciales.

LEA MÁS:

Últimas noticias

Mas Noticias