Resolvieron el misterio de la señal de radio "alienígena"

La misteriosa señal “Weird” de Ross 128
La misteriosa señal “Weird” de Ross 128

El misterio se instaló desde el 12 de mayo cuando la estrella Ross 128 captó una extraña señal de radio. La reacción fue instantánea. "Weird" -extraño- escribieron los astrónomos de la Universidad de Puerto Rico que captaron la disonancia. Desde entonces, la anomalía se repitió y generó múltiples teorías.

Una de las hipótesis -aunque de pocas probabilidades, según los expertos- era que la señal procedía de una civilización alienígena. Sin embargo, en las últimas horas resolvieron la incógnita y descartaron la posibilidad de vida extraterrestre. Las señales que llegaban desde la estrella, una enana roja a 11 años luz de distancia de la Tierra, eran producto de una interferencia en un satélite lejano.

Hasta el momento, los especialistas dudaban en torno a su procedencia. Creían que podía tratarse de actividad estelar inusual, de emisiones de objetos de fondo o interferencia de comunicaciones satelitales; conclusión a la que arribaron. "Sin embargo, mucha gente estuvo más interesada en la posibilidad de que estas señales fuesen una prueba potencial de transmisiones de una civilización extraterrestre", señaló Abel Méndez, director del Laboratorio de Habitabilidad Planetaria de Puerto Rico.

Se especulaba que podía tratarse de una civilización extraterrestre
Se especulaba que podía tratarse de una civilización extraterrestre

De hecho, el experto adosó en un comunicado en su blog una encuesta informal que realizó. Con casi 800 participantes, entre los que se encontraban astrónomos y aficionados, 200 de ellos atribuyeron la señal "Weird" a una civilización extraterrestre, por más que la opción mayoritaria fue actividad estelar infrecuente.

"Los resultados reflejan las altas expectativas que el público mantiene de ponerse en contacto con extraterrestres", dijo Méndez que, a su vez, apuntó que "la mejor explicación es que las señales son transmisiones de uno o varios satélites geoestacionarios". Las señales solo se presentaron en Ross 128 por su ubicación. Se encuentra cerca del ecuador celestial donde muchos satélites geoestacionarios fueron colocados.

Las señales son producto de transmisiones de satélites geoestacionarios
Las señales son producto de transmisiones de satélites geoestacionarios

Para establecer el origen de la señal, el equipo de Arecibo se contactó con el Instituto SETI, dependiente de la Universidad de California, en Berkeley, que se destaca por explorar signos de vida extraterrestre. El pedido de cooperación alimentó aún más la teoría alienígena e hizo que los investigadores puertorriqueños redoblaran los esfuerzos por hallar la verdadera procedencia cuanto antes.

"El aprendizaje que nos deja todo esto es que debemos continuar explorando y compartiendo resultados de una manera abierta. Algunos prefieren aprender solo de experiencias exitosas, pero otros prefieren ciencia en tiempo real, sin importar el resultado final", concluyó.

LEA MÁS:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS