Por qué preocupa al Gobierno la situación epidemiológica de Mendoza

Con 32.035 casos positivos de coronavirus, la provincia estaba entre las que el Ejecutivo nacional había dispuesto que vuelvan a fase 1. Las razones médicas que explican la decisión

Según el reporte del Ministerio de Salud, en los últimos siete días las localidades más comprometidas por la cantidad de positivos fueron Las Heras, Guaymallén y Godoy Cruz, además de la capital provincial (Reuters)
Según el reporte del Ministerio de Salud, en los últimos siete días las localidades más comprometidas por la cantidad de positivos fueron Las Heras, Guaymallén y Godoy Cruz, además de la capital provincial (Reuters)

La pandemia por COVID-19 tuvo el viernes su pico en la provincia de Mendoza. Justo el día que el presidente Alberto Fernández anunciaba el endurecimiento de las medidas sanitarias en esa y otras localidades del país, la provincia cuyana registraba 858 nuevos casos positivos, de acuerdo al parte diario que emite el Ministerio de Salud de la Nación.

El sábado el reporte contabilizó 573 y ayer domingo 571, alcanzando un total acumulado de 32.035 casos positivos de coronavirus.

Pero esos no son los datos que más preocupan a la cartera sanitaria sino, al igual que ocurrió en el AMBA, el nivel de ocupación de las camas ocupadas en las Unidades de Terapia Intensiva (UTI), que alcanza 81% en toda la provincia y el 92% en el Gran Mendoza.

Ya a mediados de septiembre, la provincia se encontraba entre las diez peores del país en materia de contagios y colapso del sistema de salud.

“Estamos experimentando tensión en el sistema de salud de Río Negro en el departamento de General Roca, en Río Gallegos, Santa Cruz; en el Gran Mendoza; en el Gran Rosario; en Orán y Tartagal en Salta; y en la ciudad de Jujuy y su aglomerado urbano”, había alertado la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti en aquella oportunidad.

Por esa fecha, Mendoza contaba con 17.009 casos y 76% de ocupación de camas.

Así las cosas, el presidente sostuvo el pasado viernes que la circulación comunitaria del virus sigue siendo el principal factor para distinguir a los distritos que continuarán en la etapa de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), de los que transitan una cuarentena con más flexibilizaciones en la etapa de Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio.

Uno de los gráficos con la información que se valió el Ejecutivo para decidir las restricciones en 18 provincias
Uno de los gráficos con la información que se valió el Ejecutivo para decidir las restricciones en 18 provincias

A través del Decreto 792/2020 publicado hoy en el Boletín Oficial, el Poder Ejecutivo detalló cómo continuarán las restricciones y flexibilizaciones en las distintas provincias -de acuerdo a su situación epidemiológica particular- durante las próximas dos semanas.

Al respecto de las regiones que continuarán en la fase de aislamiento, se alertó por el porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva de casos como el de Gran Mendoza (92%), Rosario (96%), Córdoba (70%), Ciudad de Paraná (75%), General Roca (98%), Tucumán (80%).

Así y todo, el gobernador Rodolfo Suárez decidió flexibilizar las medidas de aislamiento social, permitiendo desde este fin de semana la vuelta a las reuniones familiares de hasta diez personas los sábados, domingos y feriados y la posibilidad de circular sin restricción por terminación del número del DNI, incluyendo también los viernes.

También las provincias de Tucumán están en situación delicada con el 80% de ocupación de camas especializadas; Santa Fe, con el 78%; y Salta, el 77% (Efe)
También las provincias de Tucumán están en situación delicada con el 80% de ocupación de camas especializadas; Santa Fe, con el 78%; y Salta, el 77% (Efe)

“Algunos sostienen que estamos en una meseta y eso da tranquilidad. Pero nosotros no estamos de acuerdo con eso. Es una meseta con muchos casos y hay un riesgo de saturación del sistema sanitario. Estamos particularmente preocupados por la situación en las terapias intensivas, que antes de la pandemia ya era compleja. La pandemia no solamente desnudó las carencias estructurales y agravó la situación. Tenemos una sobrecarga de trabajo enorme, como jamás ocurrió antes. Estamos agotados físicamente, exhaustos en los psicológico. Comentemos errores, nos enfermamos. Hay compañeros fallecidos. Los resultados en terapias intensivas no son los mismos. La letalidad está aumentando, aún con valores mejores al resto del mundo”, había alertado hace poco más de un mes Arnaldo Dubin, miembro de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI).

La fase 1 a la que el Gobierno pretende que regrese Mendoza es un periodo aislamiento estricto en el que sólo está permitida la circulación de servicios esenciales y prohibida la de todo el resto de la población, cuya movilidad quedaría reducida al 10%.

Según el reporte elaborado por el Ministerio de Salud de la Nación, en los últimos siete días las localidades más comprometidas por cantidad de positivos fueron Las Heras, Guaymallén y Godoy Cruz, además de la capital provincial.

También las provincias de Tucumán están en situación delicada con el 80% de ocupación de camas especializadas; Santa Fe, con el 78%; y Salta, el 77%.

SEGUÍ LEYENDO

Mendoza se opone al decreto de Alberto Fernández y no acatará el regreso a Fase 1

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos