Seis meses de COVID-19 y su impacto en el hospital más emblemático del país

Infobae accedió en exclusiva a un minucioso informe de cómo manejó la pandemia el reconocido Hospital de Clínicas de la UBA, con más de 400 transfusiones de plasma, 160 mil barbijos utilizados y 29 mil consultas ambulatorias

El Hospital de Clínicas “José de San Martín” es un emblema nacional de salud y educación sanitaria
El Hospital de Clínicas “José de San Martín” es un emblema nacional de salud y educación sanitaria

Pasados más de tres meses desde la aparición en China del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 causante de la enfermedad COVID-19, el 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS), la declaró, por fin, como pandemia.

Sólo habían pasado 8 días desde aquel 3 de marzo, cuando Argentina confirmaba el primer caso. Y pasaron 8 días más para que el presidente Alberto Fernández anunciara aquel 19 de marzo por cadena nacional, que comenzaba a regir en todo el país el aislamiento, social, preventivo y obligatorio (ASPO), que se extendería hasta el presente.

Así, desde que comenzó la crisis sanitaria en nuestro país, hace ya seis meses, la realidad cotidiana de los individuos y las instituciones se vio modificada en su totalidad. El virus implantó en todo el mundo una nueva realidad, con hábitos no practicados como el distanciamiento social o el uso de barbijos, que hoy son de total cumplimiento y en algunos casos plausible de multas o detenciones.

El director de la institución, doctor Marcelo Melo, explicó cómo trabajó el hospital durante la pandemia por COVID-19
El director de la institución, doctor Marcelo Melo, explicó cómo trabajó el hospital durante la pandemia por COVID-19

Como una muestra de la dimensión que adquirió el virus en el país, desde el Hospital de Clínicas “José de San Martín” el director de la institución, doctor Marcelo Melo, da cuenta del proceso y de las primeras consecuencias observables.

“Es necesario destacar que en tiempos normales el Hospital recibe a más de 10 mil personas por día (entre pacientes, enfermeros, médicos, alumnos, etc.) pero en la actualidad ese número se redujo a un promedio de 1500 para evitar la circulación innecesaria por la institución. Desde un primer momento, nos adecuamos a los protocolos nacionales para el tratamiento de esta pandemia estableciendo un estricto ingreso que dividió al edificio en dos para tratamiento de pacientes con o sin síntomas de COVID-19 para disminuir la circulación del virus. Del mismo modo, se estableció una central telefónica de turnos que permitió derivar las consultas, evitando así la asistencia y permanencia innecesaria de pacientes”, explicó a Infobae el director del Clínicas.

El edificio fue dividido en dos para el tratamiento de pacientes con o sin síntomas de COVID-19
El edificio fue dividido en dos para el tratamiento de pacientes con o sin síntomas de COVID-19

“Por otra parte si bien la ocupación de camas está un 90 % tanto en salas COVID como no COVID se puede mencionar que hubo una baja considerable en la internación de pacientes con enfermedades infecciosas y de pacientes pediátricos, favorecida por el aislamiento, que reflejó además una baja en la mortalidad de estas enfermedades debido al uso de tapaboca, el lavado de manos y por supuesto el distanciamiento social. Asimismo, hubo una importante disminución en las consultas e internaciones de pediatría”, agregó Melo.

Uno de los puntos principales a tener en cuenta son los problemas psicológicos que esta crisis ha generado en la sociedad: “El aislamiento prolongado, el no ver a los seres queridos, los problemas económicos, pueden traer consecuencias a nivel de la salud en el mediano plazo, así como las consecuencias que sin duda vendrán con el sedentarismo y la mala alimentación, algo que se ha incrementado en estos seis meses y que puede traer problemas para quienes ya padecían sobrepeso o enfermedades cardiológicas”, señaló Melo.

Hubo una baja considerable en la internación de pacientes con enfermedades infecciosas y de pacientes pediátricos, favorecida por el aislamiento
Hubo una baja considerable en la internación de pacientes con enfermedades infecciosas y de pacientes pediátricos, favorecida por el aislamiento

En el mismo sentido agregó que “la principal desventaja con la que nos encontramos hoy tiene que ver con el nivel de estrés al que está sometido el personal de salud, que trabaja a destajo”.

El experto observó en estos 6 meses un importante crecimiento en infraestructura. “Si bien hoy en día la pandemia hace que la ocupación de camas sea alta, es importante tener en cuenta que el Hospital de Clínicas pudo ampliar su capacidad de internación considerablemente en cantidad de camas, respiradores y mejora de salas, lo que hace que una vez que la pandemia haya finalizado nos deja con una capacidad operativa que no existió nunca antes”.

El equipo que trabaja con el tratamiento sobre taninos contra el COVID-19
El equipo que trabaja con el tratamiento sobre taninos contra el COVID-19

Además, en el hospital se está llevando adelante un prometedor tratamiento contra COVID-19 en base un suplemento dietario elaborado en base a extractos de taninos de quebracho y castaño y vitamina B12. El desarrollo se lleva adelante con el trabajo de un panel de profesionales que incluyen médicos gastroenterólogos, nutricionistas especializadas, cirujanos, psicólogas y psiquiatras que trabajan en equipo. Al evaluar a los taninos con buenos antecedentes como antivirales y antiinflamatorios, las autoridades consideraron y aprobaron un protocolo presentado por un equipo de investigación del propio Hospital en colaboración con especialistas de instituciones de Argentina y Europa.

Como última conclusión, un aspecto que Melo destacó también es el enorme aprendizaje a nivel docencia que esta crisis sin precedentes ha dejado al personal del Hospital: “Para los residentes, sin duda, ha significado una capacitación enorme. Han sido seis meses de un aprendizaje constante que sin duda ha acelerado los procesos de formación. Todo esto es gracias al gran trabajo de la Facultad de Medicina, la Universidad de Buenos Aires, la Asociación Médica y la Fundación de Asistencia Social”.

En el hospital se realizaron más de 400 transfusiones de plasma convaleciente
En el hospital se realizaron más de 400 transfusiones de plasma convaleciente

La pandemia COVID-19 en números

- En los seis meses de pandemia en nuestro país el Hospital de Clínicas registró 5541 internaciones de las cuales más del 29% fueron por COVID-19 o sospecha de COVID-19.

- Del total de pacientes positivos de COVID-19 el 21% debió ser internado en terapia intensiva.

-Del total de pacientes internados por COVID-19 el 45% tiene entre 16 a 59 años, el 28% más de 75 años, el 23% entre 60 y 74 años y el 4% son pacientes pediátricos.

- Los internados por positivo de COVID-19 fueron 51% hombres y 49% mujeres.

- El 68% de los casos con COVID-19 recibieron el alta.

- Se realizaron más 400 transfusiones de plasma como tratamiento compasivo.

- Hubo 852 pacientes con COVID-19 atendidos por telemedicina.

- Hasta el 31 de agosto se utilizaron 76180 camisolines y más de 159800 barbijos quirúrgicos.

infobae-image

En cuanto a pacientes NO COVID.

- Se recibieron 28744 consultas médicas ambulatorias de diferentes especialidades.

- Se realizaron 16835 estudios de diagnóstico por imágenes.

- Se realizaron 1639 cirugías de diferentes especialidades.

Fuente: Informe Estadístico COVID-19 de la Dirección de Estadística Archivo Médico, Internaciones Y Egresos -Período: 01-03-2020 al 31-08-2020.

SEGUÍ LEYENDO:

El Hospital de Clínicas lleva adelante un prometedor tratamiento contra COVID-19 en base a taninos

En una escala del 1 al 9, cuáles son las actividades más riesgosas durante la pandemia del coronavirus

Las “tormentas de citocina”, fatídicas aceleraciones de los casos graves de covid-19


MAS NOTICIAS

Te Recomendamos