AA es una comunidad de enfermos alcohólicos, que realiza reuniones entre sus miembros con el fin de ayudarse mutuamente (Getty)
AA es una comunidad de enfermos alcohólicos, que realiza reuniones entre sus miembros con el fin de ayudarse mutuamente (Getty)

"Sólo por hoy", "un día a la vez" es el lema principal que pregona Alcohólicos Anónimos a sus miembros.

No dan a los alcohólicos la motivación inicial para recuperarse, ni tratan de persuadir a los alcohólicos para que se hagan miembros. No vigilan ni tratan de controlar a sus miembros. Tampoco hacen pronósticos ni diagnósticos médicos ni psicológicos. No proveen servicios de desintoxicación ni de enfermería. Y menos aún son una "liga antialcohólica".

A veces es mejor conocer a alguien o algo por su costado negativo. Y que lo positivo esté por descubrirse.

Es lo que pasa con Alcohólicos Anónimos (AA), una comunidad de enfermos alcohólicos, no lucrativa, espiritual, que realiza reuniones entre sus miembros con el fin de ayudarse mutuamente para abandonar el alcoholismo mediante terapia de grupo, y que ya ayudó a recuperarse a más de seis millones de personas en todo el mundo, desde su fundación en 1935.

Si un alcohólico en recuperación quiere alcanzar una sobriedad duradera necesita también una mente sana y unas emociones equilibradas

"Si le dijéramos a alguien que va a tener que estar el resto de su vida sin beber alcohol todos se irían corriendo". Así explicó el leimotiv de la institución su presidente en la Argentina, país en el que está presente desde 1965.

"Concentramos la energía en evitar la borrachera del día de hoy; de mañana nos ocuparemos cuando llegue", aseguró a Infobae el licenciado en Psicología Carlos De Marco, quien además es máster en drogadependencia y psicólogo social.

Al no ingerir alcohol, los alcohólicos se recuperan físicamente de su enfermedad. Pero, el alcoholismo es una enfermedad que no sólo afecta al cuerpo. Si un alcohólico en recuperación quiere alcanzar una sobriedad duradera necesita también una mente sana y unas emociones equilibradas.

El programa de recuperación de AA ayuda al alcohólico a poner en orden sus pensamientos confusos y a deshacerse de la carga de negatividad de sus sentimientos.

El primer paso es que el enfermo se reconozca como un alcohólico y quiera dejar de serlo (Getty)
El primer paso es que el enfermo se reconozca como un alcohólico y quiera dejar de serlo (Getty)

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el alcoholismo es una enfermedad crónica, progresiva y, en algunos casos, terminal, que presenta "tres caminos posibles si no se frena el abuso compulsivo al llegar a la dependencia". En palabras de De Marco, "locura, muerte y problemas clínicos muy severos" son las consecuencias centrales de no frenar el consumo abusivo de alcohol.

"El 40% de los accidentes de tránsito en el país se producen bajo los efectos del alcohol, así como el 80% de los asesinatos y el 80% de los suicidios -destacó el especialista-. La franja etaria de los 15 a los 25 años es la de mayor riesgo en suicidología. En un año se multiplicaron por cien los suicidios en esa edad por esta causa. Entre el 2,5 y el 4% de la población adulta tienen problemas relacionados con el abuso de alcohol y otras sustancias tóxicas".

Y tras asegurar que "las drogas de inicio son el alcohol y la marihuana", el experto se mostró preocupado porque "el promedio de la edad de inicio del consumo es cada vez más bajo, hoy está en los 12 años".

El 40% de los accidentes de tránsito en el país se producen bajo los efectos del alcohol

De Marco, quien colabora con AA desde hace 22 años en forma totalmente gratuita y dentro de dos finaliza su segundo período consecutivo en la presidencia, se desempeña, además, en el Centro Provincial de Atención a las Adicciones del Ministerio de Salud bonaerense.

"Alcohólicos Anónimos es una comunidad formada por hombres y mujeres, que en grupos de autoayuda, comparten sus fortalezas y debilidades en el padecimiento del alcoholismo. Los miembros asisten a reuniones con regularidad, para estar en contacto con otros miembros y para aprender cómo aplicar mejor el programa de recuperación en sus vidas". Así resumió -a grandes rasgos- el experto en qué consiste el trabajo de la institución.

Y siguió: "La enfermedad es de autodiagnóstico, a veces se acerca un familiar en primera instancia a consultar y muchos concurren por decisión personal".

Cuando la persona se acerca se le otorga auto test de 12 preguntas planteadas por la OMS (Getty)
Cuando la persona se acerca se le otorga auto test de 12 preguntas planteadas por la OMS (Getty)

En la actualidad, el programa de AA está instalado en 184 países: en los EEUU funcionan 65 mil grupos y en la Argentina 800, con unas 12 mil personas aproximadamente participan de las actividades cada día.

– ¿En qué consiste el método AA? ¿En qué cree que radica el éxito?

– Cuando la persona se acerca se le otorga auto test de 12 preguntas planteadas por la OMS; partimos de la base de que si la persona no se considera alcohólica no tendría por qué quedarse en el grupo. Si responde más de cuatro de manera positiva (algunas de ellas apuntan a saber si ha tenido borracheras reiteradas, si recuerda haber tenido una borrachera el día anterior, etc) puede definirse que es alcohólica, pero no se lo dice nadie; si la persona no lo asume por sí sola no se queda.

Es autorreferencial respecto del síntoma, lo que convoca es el padecimiento del síntoma.

Hay que saber que lo que se brinda no son tratamientos clínicos, ya que la comunidad no está regida por ninguna ciencia: son grupos autoayuda. Y la gran ventaja que presentan es no se califica moralmente a sus miembros.

El alcoholismo no tiene cura, lo que se busca es el mantenimiento de la abstinencia

En AA no se prohíbe, no se realiza un diagnóstico, no se hace un seguimiento de sus miembros. Sí se les aconseja que busquen apoyo psicológico y que consulten a los especialistas que corresponda según la consecuencia física producto del alcoholismo que padezcan.

Lo que se encara es un proceso de restitución subjetiva, donde quienes participan se sientan nuevamente personas; y puedan reinsertarse tanto en la sociedad, familia e instituciones a las que pertenecían y de las que se quedaron afuera.

El alcoholismo no tiene cura, lo que se busca es el mantenimiento de la abstinencia y la recuperación de la persona de todos los factores protectores que alguna vez tuvo y los perdió a causa del alcohol (familia, iglesia, trabajo, amigos, etc).

AA no asiste clínicamente, es un grupo de autoayuda que genera un espacio de soportabilidad de la existencia a quienes están devastados en su alma a causa del consumo de alcohol y que usaron durante años esa sustancia para taponar sus angustias.

El alcohol es la droga legal más consumida entre los jóvenes (Getty)
El alcohol es la droga legal más consumida entre los jóvenes (Getty)

Muchas veces la enfermedad surge por alexitimia (la imposibilidad de poner en palabras el afecto) y es el alcohol el que termina desinhibiendo al sujeto.

Experiencia, fortaleza y esperanza son los tres elementos que se otorgan mutuamente para dejar de beber; comentan sus experiencias no desde un sentido destructivo sino con el fin de otorgarle al que recién ingresa todo el mundo le devastó; lo hacen sentir persona.

– ¿Por qué anónimos?

– El anonimato es la base espiritual de todas nuestras tradiciones, recordándonos siempre anteponer los principios a las personalidades.
Si consideramos la historia de AA desde su origen hasta hoy en día, veremos claramente que el anonimato tiene dos funciones diferentes pero de igual importancia: a nivel personal, el anonimato les da protección a todos los miembros contra ser identificados como alcohólicos, una salvaguarda a menudo de especial importancia para el recién llegado, mientras que a nivel de prensa, TV, radio, cine y otras tecnologías mediáticas tales como internet, el anonimato hace destacar la igualdad de todos los miembros dentro de la comunidad.

Los fundadores y los miembros pioneros comprendieron que la mayoría de los alcohólicos se sentían avergonzados de haber sido bebedores

Desde su creación, AA prometió el anonimato personal a todos los que asisten a sus reuniones. Por medio de su propia experiencia de ser alcohólicos en recuperación, los fundadores y los miembros pioneros comprendieron que la mayoría de los alcohólicos se sentían avergonzados de haber sido bebedores, y que muchos tenían miedo de que se descubriera su alcoholismo públicamente. Era grande el estigma social del alcoholismo, y los primeros miembros se dieron cuenta de que una firme garantía del anonimato sería imperativo para poder atraer a los demás alcohólicos y ayudarles a lograr su sobriedad.

Los 12 pasos 

Desde su creación, AA prometió el anonimato personal a todos los que asisten a sus reuniones (Getty)
Desde su creación, AA prometió el anonimato personal a todos los que asisten a sus reuniones (Getty)

Reconoce De Marco que "rara vez" se vio fracasar a una persona que haya seguido concienzudamente el método de AA. "Los que no se recuperan son aquellas personas que no pueden o no quieren entregarse de lleno a este sencillo programa; generalmente son hombres y mujeres incapaces, por su propia naturaleza, de ser sinceros consigo mismos", reza el sitio de la institución en el apartado donde explica cómo funciona el método.

El experto enumeró las etapas por las que atraviesa la enfermedad hasta instalarse. "Todo comienza con la experimentación, que es el primer vínculo que tiene la persona con el tóxico; luego se pasa al uso, que bien podría considerarse así al 'consumo normal' que puede tener alguien durante toda su vida, sin llegar a enfermar; el tercer paso sería el abuso, que ocurre cuando se da el 'borramiento del sujeto', desaparece de su familia, de las instituciones a las que pertenece y aparece la mentira para justificar sus acciones; después llega la dependencia", y aquí De Marco explicó que "para que se llegue a esta instancia tienen que darse cuatro elementos condicionantes: "síndrome de abstinencia, que es el que sufre la persona cuando no tiene el tóxico en el organismo, síndrome de tolerancia, cuando deja de 'necesitar' dos copas de vino para sentirse bien y cada vez necesita más, compulsión, que es cuando comienza a darse el acto repetitivo, el ritual compulsivo y repetitivo y finalmente la impulsión, la violencia a la que la persona llega como efectos del consumo".

El último de los 12 pasos propone transmitir la experiencia a otro alcohólico que está sufriendo

Organizado en 12 pasos, el programa de recuperación abarca desde "la admisión de la enfermedad; reconocer que la persona ya no maneja al alcohol" -según señaló De Marco-, pasando por la búsqueda de la espiritualidad, hasta el último, que propone "transmitir la experiencia a otro alcohólico que está sufriendo".

Uno por uno, son:

1- Admitimos que éramos impotentes ante el alcohol, que nuestras vidas se habían vuelto ingobernables.

2- Llegamos a creer que un Poder superior a nosotros mismos podría devolvernos el sano juicio.

3- Decidimos poner nuestras voluntades y nuestras vidas al cuidado de Dios, como nosotros lo concebimos.

4- Sin miedo hicimos un minucioso inventario moral de nosotros mismos.

5- Admitimos ante Dios, ante nosotros mismos, y ante otro ser humano, la
naturaleza exacta de nuestros defectos.

6- Estuvimos enteramente dispuestos a dejar que Dios nos liberase de nuestros defectos.

AA no asiste clínicamente, es un grupo de autoayuda (Getty)
AA no asiste clínicamente, es un grupo de autoayuda (Getty)

7- Humildemente le pedimos que nos liberase de nuestros defectos.

8- Hicimos una lista de todas aquellas personas a quienes habíamos  ofendido y estuvimos dispuestos a reparar el daño que les causamos.

9- Reparamos directamente a cuantos nos fue posible el daño causado, excepto cuando el hacerlo implicaba perjuicio para ellos o para otros.

10- Continuamos haciendo nuestro inventario personal y cuando nos equivocábamos lo admitíamos inmediatamente.

11- Buscamos a través de la oración y la meditación mejorar nuestro contacto consciente con Dios, como nosotros lo concebimos, pidiéndole solamente que nos dejase conocer su voluntad para con nosotros y nos diese la fortaleza para cumplirla.

12- Habiendo obtenido un despertar espiritual como resultado de estos pasos, tratamos de llevar el mensaje a los alcohólicos y de practicar estos principios en todos nuestros asuntos.

SEGUÍ LEYENDO