Asma y EPOC son enfermedades disneicas, esto quiere decir que al paciente no le llega bien el aire o no puede respirar correctamente, se ahoga cuando camina y no puede hacer sus actividades normales. Más allá de que ambas compartan síntomas es muy importante diferenciarlas y saber cuándo estamos frente a alguna de ellas.

El asma es una afección crónica de las vías respiratorias. Las paredes internas de éstas se inflaman y se estrechan. Eso las hace muy sensibles y pueden reaccionar fuertemente a aquellas cosas a las que uno es alérgico. Los síntomas incluyen respiración con silbido, tos, presión en el pecho y dificultad para respirar.

El EPOC es una enfermedad pulmonar común y se caracteriza por su dificultad para respirar. Sus principales "formas" son la bronquitis crónica y el enfisema. Su causa principal es el tabaquismo, por eso, mientras más fume una persona, mayor probabilidad tendrá de padecerlo.

Los síntomas de EPOC no se presentan al instante, por eso algunas personas no saben que padecen la enfermedad
Los síntomas de EPOC no se presentan al instante, por eso algunas personas no saben que padecen la enfermedad

A simple vista y sin conocimientos médicos, uno puede confundir los síntomas y no tratarlas adecuadamente. "Los asmáticos por lo general son pacientes alérgicos y su manifestación es estacional. Durante la primavera empeoran, pero mejoran en verano y en invierno", explicó Gustavo Marino, médico alergista.

El EPOC en cambio es una enfermedad insidiosa, "la persona está todo el año con disnea. Lo que sucede es que el alvéolo, que es la última parte del pulmón, no está funcionando porque está roto, ese daño es permanente", dijo el especialista.

El asma, por ejemplo, tiene la característica de ser un broncoespasmo. Entonces, ¿por qué es importante la corrección? Porque tenerlo en forma reiterada hace que el paciente empiece a tener riesgos y si no se controla puede terminar en una enfermedad obstructiva crónica.

¿Qué situaciones se deben evitar?

Un ataque de asma grave puede necesitar atención médica de emergencia
Un ataque de asma grave puede necesitar atención médica de emergencia

Hay que tener en cuenta que las alergias son la principal enfermedad crónica de la infancia, por eso, su detección temprana y posterior tratamiento serán decisivos para que el asma no alcance su grado más problemático o se transforme en EPOC.

El humo del cigarrillo, calefacción en mal estado y chimeneas u hogares a leña son algunos de los factores que complican estas enfermedades. "Los egipcios tenían cáncer pulmonar y se estima que era por los braseros que tenían dentro de sus habitaciones. El hogar que se llena de hollín es un problema que en medicina llamamos biomasa. Son elementos orgánicos o inorgánicos que están irritando el pulmón y polucionando el ambiente", detalló Marino.

"No estar contaminado con ácaros y pólenes, tomar todas las medidas de precaución, usar la medicación y realizar un tratamiento sostenido en el tiempo, acorde a las necesidades del paciente, son tres medidas muy eficaces", finalizó.

LEA MÁS: