Para la investigación se analizaron los datos clínicos de más de 160 mil adultos de Inglaterra y Gales (iStock)
Para la investigación se analizaron los datos clínicos de más de 160 mil adultos de Inglaterra y Gales (iStock)

La depresión es el resultado de interacciones complejas entre factores sociales, psicológicos y biológicos. La patología genera como consecuencia alteraciones en diferentes niveles de la vida, pudiendo a inducir a la aparición de otros agravantes para la salud. Uno de ellos podría ser el cáncer, ya que un nuevo estudio la relacionó con una mayor probabilidad de morir de algunos tipos de tumores.

El análisis de la historia clínica de más de 160.000 adultos en Inglaterra y en Gales mostró que quienes declararon que padecían problemas psicológicos eran más propensos a morir de cáncer de colon, próstata y páncreas. Los investigadores resaltaron que se trata de una comprobación estadística, lo cual no implica que haya un vínculo causa-efecto entre el estado psíquico de una persona y el cáncer.

Sin embargo, estos resultados se suman a varios indicios que apuntan a la existencia de interacciones entre la salud física y la salud mental, señaló el artículo publicado en la revista British Medical Journal (BMJ).

El análisis arrojó tasas altas de cáncer de intestino, próstata, páncreas, esófago y leucemia relacionadas a la depresión (IStock)
El análisis arrojó tasas altas de cáncer de intestino, próstata, páncreas, esófago y leucemia relacionadas a la depresión (IStock)

Varias investigaciones ya han apuntado a la existencia de una relación entre los síntomas de la depresión y los trastornos ansiosos y la incidencia de enfermedades cardiovasculares. Pero hasta ahora, los intentos de mostrar un posible vínculo con el cáncer tuvieron resultados poco claros, explicaron los expertos, un grupo de científicos del University College de Londres, la Universidad de Edimburgo y la de Sídney.

El equipo, dirigido por el epidemiólogo David Batty analizó 16 estudios que efectuaban un seguimiento de una determinada población en el largo plazo, una decena de años. De total de 163.363 personas seguidas, un grupo compuesto por individuos de más de 16 años y que no tenían cáncer al inicio del estudio, 4.353 murieron por esta patología durante las observaciones.

Los expertos determinaron que aquellos que sufrían de estrés tenían una probabilidad un 32 % más alta de morir de cáncer (iStock)
Los expertos determinaron que aquellos que sufrían de estrés tenían una probabilidad un 32 % más alta de morir de cáncer (iStock)

Los investigadores centraron su estudio en los cánceres que dependen las hormonas o que están ligados al estilo de vida. Varios estudios sugieren que en efecto el desequilibrio hormonal que implica la depresión conduce a una producción más elevada de cortisol e inhibe los mecanismos naturales de reparación del ADN, lo que debilita las defensas frente al cáncer. Esto se suma a la existencia de datos que indican que entre las personas depresivas es más común el tabaquismo, el consumo de alcohol y la obesidad, tres factores de riesgo para el cáncer.

Según el análisis realizado, las personas que sufrían síntomas de depresión y ansiedad tenían una incidencia un 80% más alta de morir de cáncer de colon, y eran dos veces más propensos a fallecer de un cáncer de próstata, de páncreas o de esófago. Los investigadores ajustaron estadísticamente los efectos de distorsión atribuibles al modo de vida, sexo, edad, peso y situación socioeconómica. Además señalaron que tampoco se puede excluir una causalidad inversa, es decir que la depresión sea provocada por los síntomas de un cáncer que todavía no ha sido diagnosticado.

Con información de AFP

LEA MÁS: